La necesidad de proteger los ojos de los niños del sol

Una niña con gafas de sol, protección solar, radiación solar
FLICKR
Publicado 26/06/2018 11:36:25CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los daños que produce la radiación UV en los ojos de los niños son "acumulativos e irreversibles", tal y como han advertido ópticos-optometristas de la Fundación Alain Afflelou en el lanzamiento de la XI Campaña de Protección Infantil, que pretende concienciar sobre los peligros del sol en la vista infantil.

"La mayoría de los daños causados por la luz solar en nuestra visión son crónicos, una vez aparecen se convierten en permanentes, irreversibles e incapacitantes", ha manifestado la óptico-optometrista Elvira Jiménez. Además, el cristalino, un filtro ocular frente a la radiación solar, que impacta en los ojos en un 90 por ciento, no termina de desarrollarse hasta los 12 años.

Entre los principales daños oculares que pueden encontrarse, los más frecuentes son los melanomas oculares. El más agresivo de ellos, del que se ha comprobado que se produce por prolongadas exposiciones al sol cuando los pacientes son menores de edad, es el coroideo. Se suele diagnosticar en torno a los 55 años. Otras afecciones provocadas por los efectos de la luz solar en la vista de los niños son la fotoqueratitis o las cataratas.

La única manera de proteger a los ojos de los niños contra la radiación UV es el uso de gafas y lentes con filtros UV, comprados en establecimientos pertinentes que garanticen controles de sanidad de los productos, además de gorras y viseras, han manifestado desde la fundación.

Las monturas de las gafas han de ser de pasta, para un correcto ajuste de las mismas a la cara del niño y no hagan daño, y es importante que la gafa cubra todo el ojo para que la luz no entre.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.