Aspectos emocionales en infertilidad

Murcia.- Estado emocional de quien recurre a reproducción asistida varía al vivirse como experiencia "estresante"

Embarazada
EUROPA PRESS
Actualizado 28/02/2013 11:11:16 CET

Médicos y psicólogos ofrecen unas jornadas este jueves sobre 'Psicología Aplicada a la Reproducción Asistida'

MURCIA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El estado emocional de una pareja o una mujer que acude a la reproducción asistida "irá variando" a lo largo del proceso médico, "como de un carrusel o montaña rusa de emociones se tratase", porque "la fertilidad se vive como una experiencia estresante" por, entre otros motivos, su descubrimiento ya que no es algo buscado ni deseado.

Así pues, la pareja puede pasar de la ilusión, la esperanza o el optimismo, puesto que la medicina les va a permitir hacer realidad su sueño, que es ser padres, a la incertidumbre, "angustia y ansiedad" mientras esperan los resultados del tratamiento.

Esta sintomatología puede hallarse más acentuada especialmente en la mujer, "pues es la que más expuesta está a las pruebas médicas", pasando, posteriormente, la pareja por el estado desesperanza, desilusión, tristeza y frustración cuando de los resultados son negativos.

Un ciclo que se va repitiendo cada vez que la pareja necesita ponerse de nuevo en tratamiento, ha explicado a Europa Press la psicóloga Marisol Ródenas, coordinadora de las 'II Jornadas sobre Psicología Aplicada a la Reproducción Asistida', que se celebran este jueves en el centro IVI Murcia, quien asegura que, cuanto más tiempo esté la pareja buscando esa paternidad, existirá "un mayor desgaste físico, pero sobre todo emocional".

Todo esto porque, en definitiva, esta experiencia se vive "como un proceso de duelo", pues "no deja de ser una vivencia de pérdida de lo invisible, que es la infertilidad", ya que "todos presuponemos que somos fértiles y no pensamos en encontrar dificultades para lograrlo en el momento en el que decidimos ser padres".

También porque "no podemos tener un embarazo natural" y necesitamos recurrir a la ciencia para poder ser padres; porque la maternidad se va aplazando y el hijo no llega cuando se deseaba y, en otros casos, porque la opción para poder ser padres es a través de la donación de gametos.

GRANDES REPERCUSIONES

También es de destacar la repercusión que tiene no sólo a nivel personal sino también en la relación de pareja, donde las relaciones sexuales programadas o las diferentes intervenciones quirúrgicas suponen una carga para su vida diaria. Así como que se pueden acentuar dificultades en la comunicación interpersonal.

Un proceso que tiene también sus repercusiones a nivel familiar, que puede ser un punto de apoyo importante o un factor desencadenante de estrés, así como a nivel familiar o social, ya que "muchas parejas tienen edades en la que los amigos o hermanos están teniendo niños y se encuentran como que el único tema de conversación parece que es todo lo relacionado con el mundo del bebé", lo que puede incentivar la "angustia" de esa pareja que quieren ser padres y no lo consigue.

Así lo ha indicado la psicóloga Marisol Ródenas, quien ha destacado, en este sentido, la importancia de la intervención multidisciplinar, por un lado médico y otra psicológica, y el papel que juegan, por ejemplo, las enfermeras, a la hora de atender a la pareja, "que incluso ayudan a aclarar esas dudas con las que el paciente se puede encontrar".

En este contexto arrancan unas jornadas que "pretenden explicar el papel que un psicólogo puede desempeñar en una unidad de reproducción asistida", teniendo en cuenta sobre todo "los diferentes momentos y atenciones que el paciente va a recibir", con sesiones y talleres de ayuda para afrontar, en mejores condiciones emocionales, todo el proceso de tratamiento.

Asimismo se trabajará el tema de la preservación de la fertilidad; una charla que impartirá el director de la Clínica IVI Murcia y médico ginecólogo, José Landeras. Y es que ante enfermedades como el cáncer, --que cada vez se diagnostica a población más joven--, el proyecto de la maternidad-paternidad "se ve truncado" por los tratamientos y la propia enfermedad.

A través de la preservación "se puede intentar que este paciente, en un futuro, pueda continuar con su proyecto de vida y futura paternidad-maternidad", ha asegurado Ródenas a Europa Press.

Aunque en estas jornadas se trabajará fundamentalmente con los aspectos emocionales que están implicados en el proceso médico de la fertilidad pues "aunque, a veces, nos empeñemos, mente y cuerpo no están totalmente separados". Así como el tema de los 'Donantes de gametos. Criterios de exclusión' y 'Ovodonación. Proceso de toma de decisión', a cargo del psicólogo Juan Pablo Zito.

Ródenas, que ha afirmado que cada vez es más frecuente que las mujeres acudan a la reproducción asistida "porque no renuncian a su deseo de ser madre aunque no hayan encontrado una pareja estable".

Con respecto, a los donantes de semen u óvulos, ha puntualizado que todos deben pasar una entrevista psicológica, además de pruebas analíticas.

La apertura del curso, dirigido a auxiliares de Enfermería, enfermeros, estudiantes en último curso, médicos, psicólogos y psiquiatras, comenzará a las 9.30 horas y se extenderá hasta las 19.00 horas en el centro IVI Murcia, de La Flota. Los interesados pueden inscribirse en 'ividocencia.com'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter