Registrados otros dos fallecimientos hasta el 5 de enero

Tres personas han muerto por gripe A en diferentes puntos de la peninsula

Actualizado 07/10/2014 5:11:52 CET
Vacunas
Foto: CARM

 

   MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las consejerías de Sanidad de Aragón y Murcia han confirmado este martes el fallecimiento de dos personas afectadas por el virus de la gripe A. Se trata de un varón de 76 años ingresado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza y otro paciente de un hospital de Murcia, ambos con patologías crónicas previas.

   Por lo que se refiere al paciente fallecido en Zaragoza, el Departamento de Sanidad del Gobierno aragonés señala que no constaba como vacunado de la gripe y se encontraba ingresado en la UCI del centro en estado muy grave.

   Por su parte, la Consejería de Sanidad de Murcia ha confirmado la muerte por gripe A de un paciente ingresado en la UCI de un hospital de Murcia, aunque, según han indicado a Europa Press fuentes sanitarias, "aún está pendiente de confirmar por la Unidad de Sanidad Pública para incluirlos en el boletín epidemiológico", que se actualiza semanalmente, todos los viernes.

   De ser confirmada la causa, estas muertes se sumarían a las dos que, según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, se habían registrado hasta el 5 de enero: una mujer de 93 años y un hombre de 80 años.

   Según informa la consejería hay además otras cuatro personas, también con otras patologías crónicas previas, se encuentran en otros hospitales de la Región, ingresados en la UCI, confirmándose que dos padecen la gripe y los otros dos presentan síntomas típicos, a falta del análisis que lo verifique.

   Desde Murcia Salud, el portal sanitario de la Región de Murcia, indican que este año el serotipo más común es el AH1N1 y que el virus no ha sufrido variación, por tanto, no hay mayor trasmisibilidad.

   Al tiempo que recuerdan que la vacuna está compuesta por tres serotipos: AH1N1, AH3N2 y B. Los mismos que había el pasado año. Por tanto, indican desde la Consejería de Sanidad, "no hay ningún riesgo porque estamos hablando de la gripe común, que está incluida dentro de la vacuna".

   Asimismo, apuntan que en la mayoría de los casos registrados se trata de personas que no se han vacunado contra la gripe y que en la Región los casos de gripe registrados en la semana 1 son 224, por lo que, indican desde Sanidad, "la actividad de la gripe es muy baja, de momento, está en un nivel basal".

CIFRAS SIMILARES A LAS DEL AÑO PASADO

   El director general de Salud Pública, Francisco García, ha recordado , de tal forma, la eficacia de la vacuna para protegerse frente al virus de la gripe y ha informado de que "en la Región el virus todavía se encuentra por debajo del umbral basal epidémico ya que su mayor incidencia suele ser desde mediados de enero hasta el 15 de febrero, aproximadamente, alcanzando los 3.000 casos".

   En la Comunidad, según los últimos datos recogidos por el Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública correspondientes a la semana 1, que va desde el lunes, 30 de diciembre de 2013, al domingo, 5 de enero de 2014, se han notificado 224 casos de gripe frente a los 227 de la temporada anterior.

   García ha explicado que estas cifras son "muy similares" a las del año pasado, y ha puntualizado que también se han notificado un total de tres casos graves que precisaron ingreso hospitalario por presentar un factor de riesgo para desarrollar enfermedad grave. De ellos, uno requirió ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

   En la Región los casos registrados de gripe son de gripe leve a moderada y respecto a aquellos pacientes con gripe que han tenido que ser hospitalizados, el director general ha indicado que "son de enfermos que presentan patologías crónicas asociadas y para los que este virus puede ser letal si no se ha administrado la vacuna para evitar la gripe".

   Por otro lado, ha recordado, en base a los últimos datos procedentes de los distintos centros hospitalarios de la Región, que están siendo estudiados en estos momentos, que hay cuatro pacientes graves ingresados en UCI y una persona con patologías concomitantes podría haber fallecido por gripe. De los cuatro casos ingresados en UCI, dos ya han sido diagnosticados mientras que los otros dos están pendientes de los resultados.

   García ha aclarado e insistido en que "se están realizando diversos estudios para analizar el motivo por el que ha muerto esta persona ya que el virus afecta más a los grupos de riesgo como pueden ser pacientes crónicos o mujeres embarazadas, por ejemplo".

   Para combatir la gripe, ha subrayado García, la herramienta "más eficaz" es la vacunación, por lo que la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad y Política Social, adquirió para la temporada 2013-2014 un total 245.000 dosis para llevar a cabo la campaña de vacunación contra la gripe y el neumococo.

   La vacuna para la gripe estacional es la misma que en la temporada anterior y está compuesta por tres serotipos: AH1N1, AH3N2 y B. Así, se mantiene la cepa análoga a A/California/7/2009 y se incluyen, como cepas nuevas, la cepa análoga al virus prototipo A/Victoria/361/2011 y la cepa análoga a B/Massachusetts/2/2012.

MUERE OTRO HOMBRE EN CANTABRIA

Un hombre de 62 años ha fallecido en el Hospital Sierrallana, en Torrelavega (Cantabria), como consecuencia de las complicaciones derivadas del virus de la gripe A N1-H1. La muerte se produjo el pasado sábado, 11 de enero, pero se ha conocido este martes después de que el Laboratorio de Microbiología del Hospital Valdecilla confirmara que se trata de este subtipo de virus, causante de casi el 80% de los casos graves de gripe que se producen en España.

Según ha informado el Gobierno de Cantabria, el paciente había ingresado en el Hospital Tres Mares de Reinosa el 25 de diciembre, con un cuadro de dificultad respiratoria causado por una neumonía bilateral. Dos días después, y ante la mala evolución de su estado clínico, fue trasladado al Hospital Sierrallana, donde permaneció ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos hasta su fallecimiento.

Sanidad ha confirmado este martes a través de los análisis realizados por el Laboratorio de Microbiología otros cuatro casos de pacientes ingresados en Valdecilla por las complicaciones asociadas a este subtipo de la gripe, lo que eleva a seis el número de personas que permanecen ingresadas.

Tres de ellas están hospitalizadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y las otras tres en planta. En cinco de los casos, el diagnóstico es de neumonía bilateral. En la UCI, han ingresado hoy una mujer de 47 años y un varón de 45, que se suman a uno de los enfermos que ya estaban hospitalizados en este servicio, un varón de 57 años con mala evolución de su estado.

Otras tres personas están hospitalizadas en planta, una de ellas, una mujer de 38 años, procedente de Cuidados Intensivos; y dos varones de 41 y 82 años. En todos los casos, el Laboratorio de Microbiología de Valdecilla ha confirmado que se trata del subtipo H1-N1.

En todos los casos en los que se ha podido realizar la comprobación, se ha constatado que los pacientes no estaban vacunados. Así, Sanidad ha constatado que dos de las personas que permanecen ingresadas no estaban vacunadas, a pesar de pertenecer a grupos de riesgo (ambos son enfermos crónicos).

El subtipo H1-N1 es más virulento porque produce un mayor número de complicaciones, principalmente insuficiencia respiratoria, y agrava los síntomas, con fiebre más alta y mayor postración, lo que con frecuencia requiere ingreso en UCI. Además, causa más enfermedad en niños y adultos jóvenes que en personas mayores.

Este subtipo se detectó por primera vez en la pandemia de 2009 y desde entonces, como sucede normalmente tras una pandemia, circula cada año durante la temporada grupal. Por eso, en la composición de la vacuna recomendada para esta temporada por la Organización Mundial de la Salud están incluidas tres cepas, correspondientes a los dos subtipos de la gripe A (H1-N1 y H3-N2) y un subtipo de la gripe B.

La Dirección General de Salud Pública recomienda que ante un cuadro gripal que no cede con los medios habituales antitérmicos y analgésicos, fiebre alta que se mantiene y mayor deterioro del estado general se acuda a los servicios sanitarios, sobre todo en el caso de personas mayores de 60 años y grupos de riesgo -mujeres embarazadas, enfermos cardiópatas, patología respiratoria crónica, obesidad, enfermedades metabólicas o pacientes inmunodeprimidos-.

Los hospitales del Servicio Cántabro de Salud están advertidos del comienzo de la epidemia de gripe y preparados para atender el aumento de la demanda, con la apertura de camas y la dotación de personal en caso de que fuera necesario.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter