Murcia

Colegio de Ópticos de la Región alerta del riesgo de utilizar gafas premontadas

Gafas De Sol En Una Óptica
EUROPA PRESS
Actualizado 06/02/2012 11:21:19 CET

MURCIA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Ópticos-Optometristas de la Región ha advertido del riesgo de utilizar gafas premontadas. Su presidenta, Ana Belén Almaida, ha recordado que estas gafas pregraduadas "sólo deben utilizarse como repuesto en caso de emergencia y no son una solución idónea, ya que no están supervisadas por un profesional de la visión".

En su opinión, ha sido "la crisis, el desconocimiento de los usuarios o el hecho de evitarse una revisión visual las razones por las que ha aumentado el consumo de gafas premontadas".

Por ello, el Colegio ha alertado, a través de un comunicado, de que su uso "puede acarrear consecuencias graves para la salud visual y ocular".

Las gafas premontadas, que pueden adquirirse en diferentes puntos de venta sin ningún control sanitario, "suelen utilizarse erróneamente para corregir la presbicia o vista cansada".

En este sentido, la presidenta del Colegio de Ópticos de la Región de Murcia, Ana Belén Almaida, ha apuntado que estas gafas "están

fabricadas de una forma estándar, hacen un efecto de lupa aumentando el tamaño de las imágenes".

Los usuarios deben ser conscientes de que para corregir su vista cansada, la opción ideal "es confiar en un profesional de la visión, como es un óptico-optometrista que, en función del problema visual de cada paciente, aconsejará la mejor solución individual y personalizada, no siendo nunca una gafa premontada, sino gafas con cristales monofocales, gafas bifocales, ocupacionales o progresivas, sin olvidar que las lentes de contacto progresivas también corrigen la presbicia o vista cansada".

El Colegio de Ópticos de la Región de Murcia recomienda que los usuarios acudan a su ópticos-optometrista y busque la solución personalizada a su problemática, sobre todo porque la adaptación individualizada de una lente es imprescindible.

Las gafas premontadas "no son una solución para la presbicia o vista cansada, que comienza a manifestarse a partir de los 40 años cuando, a consecuencia del envejecimiento, aparecen síntomas como visión borrosa o incómoda al leer o trabajar en visión próxima".

Se trata, ha explicado, "de un estado refractivo por el cual la capacidad de acomodación de los ojos se muestra insuficiente para ver bien de cerca".

Dado que la presbicia evoluciona con el tiempo, Ana Belén Almaida recuerda que "se debe realizar una revisión visual como máximo cada dos años para comprobar que la corrección que usamos en nuestras gafas o lentillas es la adecuada".

Las gafas premontadas deben cumplir una serie de requisitos de seguridad, eficacia y calidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter