MSF trabaja con el Gobierno de RDC para "garantizar que el brote de ébola sea contenido"

Un joven superviviente del ébola, recibido por su familia
UNICEF/NESBITT - Archivo
Publicado 10/05/2018 11:02:32CET

   MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha asegurado este miércoles que está trabajando con las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) para "garantizar que el brote de ébola sea contenido", un día después de que el Ministerio de Sanidad del país africano confirmara la muerte de 17 personas a causa del virus.

   "En el pasado, MSF ha trabajado en coordinación con las autoridades congoleñas tratando a los pacientes de Ébola y conteniendo los brotes de esta fiebre hemorrágica", ha dicho el coordinador general de la organización en el país, Julien Raickman.

   "En estos momentos, hay un equipo experimentado de MSF en Bikoro formado por médicos, expertos en agua y saneamiento, promotores de salud, logistas y un epidemiólogo", ha agregado, de acuerdo con un comunicado.

   Así, Raickman ha resaltado que "el equipo trabaja con las autoridades nacionales y otras organizaciones internacionales para evaluar la situación y garantizar que el brote sea contenido".

   El martes, MSF dijo que su equipo de emergencia ya está en el lugar donde se han detectado los casos y está apoyando al Ministerio de Salud desde el sábado pasado en la "respuesta rápida y a medida" a este brote. "MSF seguirá adaptando su respuesta según las necesidades en el terreno", precisó.

   El Ministerio de Sanidad de RDC ha detallado que un total de 21 personas presentaban síntomas consistentes con el virus e indicó que equipos médicos enviados a la zona han tomado cinco muestras de los casos sospechosos, de las cuales dos han dado resultados positivos para la cepa Zaire del virus.

   Por su parte, la Organización Internacional de la Salud (OMS) ha señalado en un comunicado que está trabajando estrechamente con Kinshasa para acelerar rápidamente las operaciones y movilizar a los socios sanitarios usando el modelo exitoso de respuesta del brote similar registrado en 2017.

   "Nuestra principal prioridad es llegar a Bikoro para trabajar junto al Gobierno de RDC y los socios para reducir la pérdida de vidas y el sufrimiento relacionado con este nuevo brote del virus del ébola", ha indicado el subdirector general para preparación y respuesta de emergencias de la OMS, Peter Salama, que ha defendido que "una respuesta temprana y coordinada será vital para contener la mortal enfermedad".

   "La OMS está trabajando estrechamente con otros socios, incluidos Médicos Sin Fronteras (MSF), para garantizar una respuesta firme para apoyar al Gobierno congoleño a evitar la propagación de la enfermedad desde el epicentro con el fin de salvar vidas", ha subrayado a su vez el representante de la agencia de la ONU en el país africano Allarangar Yokouide.

   RDC es el país con más brotes de esta fiebre hemorrágica mortal, que se detectó precisamente por primera vez en sus densos bosques tropicales en 1976 y fue bautizada por el cercano río Ébola. El actual es el noveno que registra el país africano, que vivió el último brote de la mortífera enfermedad en 2017.

   La epidemia más grave hasta la fecha, sin embargo, se cebó entre 2013 y 2016 con el África Occidental --Liberia, Sierra Leona y Guinea-- y se cobró más de 11.000 vidas.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.