Monitorizar el tratamiento ayudaría a evaluar el resultado de la terapia promotora del crecimiento

Publicado 30/01/2018 14:02:14CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Monitonizar el tratamiento en determinados pacientes puede ser clave para evaluar el resultado de la terapia promotora del crecimiento, pues es "necesario contar con dispositivos que permitan monitorizar la administración de la mejor forma posible", según el doctor Alfonso Lechuga, de la Unidad de Endocrinología Pediátrica del Hospital Puerta del Mar, de Cádiz.

Asimismo, ha afirmado, durante la Reunión del Grupo Andaluz de Endocrinología Pediátrica (GAEP), que Merck ha celebrado en Cádiz, que "no hay peor tratamiento que el que no se hace", pues en ocasiones, "si un tratamiento no está dando resultado, se puede interrumpir o modificar la dosis pensando que no está siendo efectivo, cuando en realidad lo que está fallando es la adherencia".

"Si se pierden dosis, se pierde potencial de crecimiento, sobre todo en la pubertad, que es cuando más falla la adherencia, ya que los padres del paciente no están tan pendientes como cuando el paciente es más pequeño, y esto puede llevar a perder parte del estirón puberal", hace hincapié.

Por otro lado, el especialista ha explicado que "las alteraciones del crecimiento no solo hablan de enfermedades específicas de regulación del crecimiento sino de otras que afecten al crecimiento (enfermedades óseas, genéticas)".

En ocasiones, se diagnostica talla baja idiopática, "pues no se alcanza conocer el motivo del fallo del crecimiento", por lo que considera "necesario descubrir la causa fisiológica de la talla baja para poder iniciar el mejor tratamiento para el paciente".

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.