200.000 enfermos terminales y menos de 300 recursos asistenciales

La mitad de los enfermos que necesitan cuidados paliativos en España no los recibe por la escasez de especialistas

Cuidados paliativos
HOSPITAL DE TORREVIEJA
Publicado 22/02/2017 13:04:55CET

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La mitad de los enfermos que necesitan cuidados paliativos en España no los recibe por la escasez de profesionales especializados, según ha informado la Asociación Helping Cáncer, quien ha alertado de que hay más de 200.000 enfermos terminales y menos de 300 recursos asistenciales en todo el país.

"En España el número de unidades de cuidados paliativos completas (médicos, enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales) es menor que el de los equipos básicos (médico y enfermera). Necesitamos más grupos de profesionales especializados que solo trabajen en este campo", ha comentado la responsable de comunicación de la Asociación Helping Cáncer, Ariadna de Udaeta.

Por ello, ha destacado la necesidad de garantizar una atención integral a estos pacientes que incluya dar respuesta tanto a las necesidades físicas como a las psicológicas, sociales, familiares y espirituales. Un hecho que, a juicio de la organización, se podrá conseguir si se incluyen psicólogos y trabajadores sociales con una dedicación de al menos el 50 por ciento en los equipos de atención de cuidados paliativos completos.

NO CURAN PERO SÍ ALIVIAN

Y es que, los cuidados paliativos dan soporte a los enfermos en su final de vida para que lo pasen sin dolor. No curan pero sí alivian, tanto a nivel físico como emocional el sufrimiento de los pacientes, al mismo tiempo que apoyan a los familiares que necesitan atención en esta fase gracias al trabajo de los especialistas.

Además, son complementarios a los tratamientos que se estén administrando para la enfermedad puesto que no pretenden curar. Es en el momento en el que el paciente no responde al tratamiento cuando aparecen los cuidados paliativos para procurar que sufra lo mínimo, pues el enfermo pasa por estados de fatiga, náuseas, falta de apetito e insomnio, entre otros, donde las terapias nutricionales o técnicas de relajación pueden aliviar los síntomas.

"Los problemas psicológicos también están presentes al final de la enfermedad, representados, por ejemplo, en forma de ansiedad o depresión, para los que las unidades de dichos cuidados intentan disminuirlos", ha zanjado la asociación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter