También contra el sarampión y la rubeola

El Ministerio de Sanidad lanza una campaña de vacunación contra la polio en respuesta al brote en Siria

Actualizado 07/10/2014 9:12:52 CET

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de la oficina de Enfermedades Contagiosas del Ministerio de Sanidad de Jordania, Mohamad Abdullat, ha hecho este jueves un llamamiento a la población para que vacune a los niños contra la poliomelitis, el sarampión y la rubeola, en medio del estallido de un brote de polio en Siria.

Abdullat ha recalcado que los casos registrados en Siria "son una razón por la que la vacunación ha de llegar a todos los niños menores de cinco años", al tiempo que ha destacado que la campaña, que llegará a su fin el 21 de noviembre, ha sido lanzada tras el descubrimiento de dichos casos en el país vecino.

"La enfermedad (en referencia a la polio) ha sido totalmente erradicada en Jordania, el último caso data de 1992", ha agregado, según ha informado el diario 'The Jordan Times'. En el caso de Siria, el último caso registrado databa de 1999.

Por último, Abdullat ha afirmado que la campaña de vacunación está dirigida a todas aquellas personas que residen en el país, independientemente de su nacionalidad. En total, 2,5 millones de personas han sido vacunadas contra el sarampión y la rubeola, mientras que otras 800.000 lo han sido contra la polio.

El lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que la cepa de polio registrada en la localidad siria de Deir Ezzor tiene su origen en Pakistán. La polio ha sido confirmada en trece de los 22 niños que quedaron paralíticos tras pasar una enfermedad en la zona.

El análisis de la secuencia genética de la polio localizada en niños sirios en octubre está vinculada con una cepa de origen paquistaní que se expandió desde el año pasado por Egipto, Israel y los Territorios Ocupados Palestinos.

El virus es endémico en Pakistán, Afganistán y Nigeria, a pesar de las campañas lanzadas para erradicar la enfermedad, que puede dejar paralítico a un niño en pocas horas.

A pesar de las especulaciones en torno a que milicianos llegados desde Pakistán para combatir del lado de los grupos opositores armados contra las fuerzas gubernamentales hayan podido introducir el virus en el país, la OMS ha indicado que es "poco probable" que los adultos, que tienen una mayor inmunidad, sean responsables del hecho.

La tasa de inmunización en Siria ha caído del 90 por ciento al 68 por ciento a consecuencia del conflicto que vive el país desde marzo de 2011.

"Todos los niños (que han quedado paralíticos) tienen menos de dos años, lo que significa que nacieron después de que los servicios de vacunación se hundieran. No hay duda de que el brote será amplio", remachó la portavoz de la OMS, Sona Bari.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter