Milagros médicos: ¿existen?

Curación milagrosa, milafros médicos, silla de ruedas
GETTY IMAGES / DOUGBERRY
Publicado 25/12/2017 6:59:33CET

   MADRID, 25 Dic. (EDIZIONES) -

   De vez en cuando se conocen testimonios de curaciones para las que no hay explicación alguna. Muchas están atribuidas a diferentes deidades o a las fuerzas de la naturaleza, y otras a personas con supuestas capacidades de sanación.

   'Milagros médicos' (Ediciones Luciérnaga), es un libro que representa "un viaje por el tiempo, las culturas y las personas" que han presentado curaciones inexplicables o a quienes se les han atribuido sanaciones inexplicables, que ha sido elaborado por el doctor Miguel Ángel Pertierra, médico especialista en otorrinolaringología y doctor en medicina y cirugía, ponente en congresos médicos a nivel mundial, con más de 200 artículos de dicha índole en revistas nacionales e internacionales médicas que le han permitido hacer este manual.

   Las curaciones inexplicadas existen a diario en los hospitales y no se les puede dar la espalda. "En la mentalidad del siglo XXI vemos muchas curaciones inexplicables del pasado como errores científicos de entonces ante la falta de medios. No obstante, siguen apareciendo sanaciones que no tienen explicación alguna, con los medios de hoy en día, pero que quizás en el futuro puedan entenderse, o bien seguir siendo un milagro", subraya en una entrevista con Infosalus.

   Así, destaca que cuando un profesional sanitario se encuentra con una sanación inexplicable se mantiene expectante, y lo primero que debe hacer es revisar la historia clínica del paciente, así como el diagnóstico que se le ha realizado al mismo, para descartar un diagnóstico erróneo.

    "Cuando se revisan las múltiples pruebas complementarias, se verifica que el diagnóstico era certero y que la curación no se ha producido por medios conocidos por la ciencia hay que valorar el que se trate de una sanación inexplicable, o en el paradigma religioso, que se trate de una curación religiosa o milagro", insiste.

   A su juicio, la existencia de milagros choca de frente con la ciencia actual, para la que la presencia de los mismos representa una traba importantísima para el conocimiento más racional. "Uno de los pilares de la ciencia es la reproducción y la repetición del hecho que se estaá investigando, pero cuando se manifiestan estos supuestos hechos, no hacen más que generar una controversia importante", advierte Pertierra.

¿POR QUÉ UNAS PERSONAS SÍ Y OTRAS NO?

   'Milagros médicos' repasa los casos de personas que se ha considerado que han hecho milagros, como Santo Custodio, Fray Leopoldo de Alpandeire, Zé Arigó o Juan Pablo II; y además se adentra en los llamados 'lugares de sanación', como Lourdes, Fátima, Guadalupe o la Virgen de la Cabeza; y refiere algunos casos relevantes de curaciones inexplicables de tumores hepáticos, cervicales y cerebral. Un capítulo final hace referencia a las remisiones espontáneas.

    - Juan Pablo II: Tras su muerte en 2005 fueron dos sanaciones inexplicables las que llevaron a la beatificación del Papa. Uno de ellos es el caso de la costarricense Floribeth Mora, que ingresó en un hospital de Costa Rica aquejada de un grave aneurisma cerebral. Según cuenta, pidió de forma ferviente a Juan Pablo II que la sanase de ese grave proceso. Unos días más tarde, estando ingresada la paciente, se produjo la curación inexplicada, porque según uno de sus médicos, Alejandro Vargas, nunca se encontró la explicación científica para la súbita mejoría.

   - Madre Teresa de Calcuta. En 1998, un año después del fallecimiento de la religiosa, una mujer de 34 años, de religión animista se curó de un tumor abdominal de origen ginecológico, por el cual estaba desahuciada, una sanación que se atribuyó al hecho de haber puesto sobre su abdomen una medalla que había pertenecido a la madre Teresa.

   Asimismo, Pertierra recuerda dos casos que también recoge en el libro, dos curaciones efectuadas en Lourdes, con estudios de seguimiento de hasta 15 años que han permitido descubrir una sanación completa de la persona.

   "Lo importante del milagro es que esa curación sea perdurable en el tiempo. Uno era un tumor de rodilla de una chica joven que fue a Lourdes, la llevó su madre, y que se le diagnosticó como sarcoma, entonces incurable. Le propusieron amputarle el miembro inferior y ella se negó y, como no había mucha solución, la radioterapia tampoco quiso. Entonces fue a Lourdes y después de estar allí, de beber el agua, de estar en las piscinas, le hicieron revisiones y vieron que el tumor fue desapareciendo hasta que años después ya no había restos de tumor. Ella actualmente lleva personas a Lourdes de forma altruista. En los 60", recuerda el especialista.

   El otro caso, señala, es un hombre con un tumor en la cadera, ex soldado en el ejército, y lo deshaucian en el hospital porque no hay tratamiento posible. "Sus amigos lo llevan a Lourdes y allí, el sin mucha fe, lo meten en las piscinas, lo sacan, hacen los rituales y cuando vuelve empieza a encontrar una mejoría hasta producirse la curación completa y la desaparición del tumor. Se regeneró del todo el hueso", celebra.

"El director médico del Bureau Medicale de Lourdes no tiene explicación tampoco a por qué millones de personas han ido a ese santuario pero sólo un puñado han tenido estas sanaciones inexplicadas. El por qué unos sí y otros no es como el avión que se estrella, y algunas personas se mueren y otras no. La verdad es que de momento no hay explicación", sentencia.