Mensajes recordatorios para mejorar las tasas de vacunación

Inicio de la campaña de vacunación contra la gripe
CEDIDO POR GOBIERNO DE CANARIAS
Publicado 22/01/2018 18:34:00CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una revisión de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) publicada en la 'Cochrane Database of Systematic Reviews' ha demostrado que enviar recordatorios a las personas de cuándo es su fecha de vacunación, o incluso avisándoles si ya ha pasado, resulta eficaz para conseguir mayores tasas de inmunización frente a enfermedades infecciosas.

Aunque la cobertura está mejorando tanto en población pediátrica como adulta, en determinadas patologías sigue habiendo un problema de infravacunación que da como resultado enfermedades y muertes prevenibles con vacunación, como sucede con la gripe o el sarampión.

En total evaluaron los resultados de 75 estudios de 10 países que incluyeron 55 estudios con 138.625 niños, adolescentes y adultos. Y algunos contribuyeron a más de una comparación de la revisión porque llevaron a cabo intervenciones en más de una población de interés.

En concreto, hubo 29 estudios sobre recordatorios de la vacunación triple vírica o la vacuna contra la polio en bebés y niños, 24 estudios de vacunación contra la gripe en adultos, 12 estudios de la vacunación de adolescentes, 8 estudios de la vacunación sistemática en adultos contra el tétanos o la hepatitis B y 5 estudios de la vacunación contra la gripe en niños. De estos estudios, 58 se realizaron en Estados Unidos y el resto se llevaron a cabo en Australia, Asia, Europa y África.

Los estudios observaron los recordatorios realizados por carta, llamada telefónica, llamada telefónica por ordenador, mensaje de texto o una combinación de todos estos formatos, y los compararon con ningún tipo de recordatorio, actividades en los medios de comunicación con el objetivo de promover la vacunación o simples campañas por la vacunación basadas en la práctica general.

De este modo, vieron que los sistemas de recordatorios aumentan el número de niños y adultos que reciben cualquier tipo de vacunación. Según los resultados obtenidos por combinar estudios en adultos y en niños, hubo un 8 por ciento más de personas que se vacunaron tras recibir un recordatorio, en comparación con aquellas personas que no recibieron ninguno.

IGUAL DE EFICAZ EN ADULTOS Y POBLACIÓN PEDIÁTRICA

Asimismo, se hallaron resultados parecidos en niños y adultos al analizarlos por separado. Los investigadores, en cambio, señalaron una variación en los resultados de los estudios, y la diferencia en el efecto de los recordatorios podría variar según el contexto.

En cuanto al modo de aviso, han visto que existen pruebas de alta calidad de que las tarjetas postales, los mensajes de texto y las llamadas telefónicas por ordenador son métodos efectivos para enviar recordatorios.

"Las pruebas muestran que recordar a la gente que debe vacunarse aumentan la cantidad de personas que se vacunan. Es probable que cualquier tipo de recordatorio sea efectivo; el que más fue el recordatorio por llamada telefónica. Incluso un efecto pequeño de los recordatorios a pacientes, al extenderlo a la población total, podría tener un gran efecto beneficioso sobre la salud pública", ha señalado Julie Jacobson Vann, principal autora de la revisión.

Esta experta recuerda que actualmente ya está disponible toda la tecnología necesaria para incorporar los recordatorios a pacientes en Atención Primaria, aunque habría que adaptarlos a cada contexto para ampliar al máximo su efectividad. "Por ejemplo, los recordatorios telefónicos personales son efectivos, pero también pueden ser más caros que otros métodos", ha apuntado.

TAMBIÉN AVISAR CUANDO SE PASE LA CITA

Los autores plantean que los recordatorios pueden enviarse a pacientes, padres o tutores, o a poblaciones enteras indicando cuándo es su fecha de vacunación, ya sea por edad o por otros factores de riesgo. E incluiría también un segundo recordatorio que se enviaría cuando se ha pasado la fecha de vacunación.

El estudio también analizó las razones habituales por las que las personas no acuden a vacunarse, como pueden ser olvidarse de la cita, no conocer los calendarios de vacunación y tener dudas acerca de la vacunación.

De hecho, recuerdan para que los recordatorios tengan éxito los registros de vacunación y la información de contacto debe ser exacta y estar actualizada, los recordatorios deben ser legibles y los servicios de vacunación deben ser accesibles.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.