Contador

Cómo medirse bien la tensión paso a paso

Hipertensión
GETTY/ROBERTHYRONS
Actualizado 15/05/2017 11:38:57 CET

   MADRID, 15 May. (EDIZIONES) -

    La tensión arterial es más importante de lo que se cree. Puede ayudarnos a prevenir enfermedades y a controlar que el 'ritmo' del cuerpo sigue el camino correcto. Medirla es muy sencillo. Incluso podemos hacerlo desde nuestra propia casa o, si no tenemos tensiómetro, desde cualquier farmacia o centro de salud nos la pueden medir sin problema. No obstante, no siempre se hace bien. Si se va a hacer desde casa, la Fundación Española del Corazón destaca que los tensiómetros o 'esfingomanómetros' deben someterse a las validaciones y homologaciones reglamentarias.

   Pero, ¿qué es la presión arterial? "Se trata de la fuerza que ejerce la sangre al salir del corazón contra las paredes arteriales. Éstas, a su vez, ejercen una resistencia al paso de esa sangre y el resultado es la presión arterial", explica a Europa Press el vicepresidente de la Fundación Española del Corazón, José Luis Palma, quien también subraya que descubrir la presión arterial alta y tratarla oportunamente puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, o problemas oculares, entre otros.

   A su juicio, la tensión hay que tomarla con regularidad a partir de los 40, cuando la prevalencia de hipertensión es más alta. Si es normal, hay que hacerlo cada seis meses, pero si los valores son anormales cree que hay que acudir al médico para realizar un control continuo de la presión arterial, así como ponerle remedio. Según advierte, la tensión varía en función de múltiples factores, como el estrés laboral, sexual, físico o químico, o con las emociones, por ejemplo.

   "Además hay un fenómeno de hipertensión 'de bata blanca', motivada por el estrés ante el médico o enfermera. Para evitarlo es mejor que los pacientes con una pequeña instrucción y con los tensiómetros se controlen la presión arterial y después le faciliten a los médicos el resultado", alerta el experto.

   ¿Cuáles son los niveles normales de presión arterial?

   La tensión arterial cuenta con dos componentes dependiendo del bombeo de sangre del corazón: la presión arterial sistólica (se produce si el corazón se contrae) y la presión arterial diastólica o aquella que tiene lugar entre los latidos del corazón.

   . La presión arterial normal. Los niveles de máximos de presión arterial sistólica (máxima) están entre 120-129 mmHg, y las de diastólica (mínima) entre 80 y 84 mmHg. Cifras más bajas también pueden considerarse normales, siempre que no provoquen ningún síntoma.

   . La presión arterial normal-alta. Las cifras de presión arterial sistólica (máxima) están entre 130-139 mmHg, y las de diastólica (mínima) entre 80-89 mmHg. En personas diabéticas, los niveles superiores a 140/85 mmHg también se consideran altos.

   "Cuanto más baja es la tensión existe un menor riesgo cardiovascular y mayor supervivencia. En España se estima que se sitúa en 13,5-8,5 el corte normal de la tensión arterial, y que hay 6,5 millones de hipertensos, una enfermedad que afecta tanto a mujeres como a hombres, y en especialmente en las féminas con la menopausia", añade Palma.

PASOS PARA UNA CORRECTA MEDICIÓN

   Según explica el vicepresidente de la Fundación Española del Corazón la tensión cambia mucho a lo largo del día. "Tiene dos picos, uno coincide con el despertar y con los primeros movimientos, suele ser el pico más alto, y después a partir de mediodía empieza a caer. Se profundiza en el periodo de la siesta, entre las dos y las cuatro, y después repunta antes de dormir. Luego baja en el sueño", indica.

   Así, para que la medida obtenida sea correcta la Fundación Española del Corazón recomienda seguir una serie de indicaciones:

   -Como la presión arterial cambia a lo largo del día y de la noche, haz la medición siempre a la misma hora.

   -Busca una habitación tranquila, sin ruidos ni interrupciones, con una temperatura de 20-25º C.

   -Debes estar relajado. No beber, comer, fumar ni hacer ejercicio físico la media hora anterior.

   -Reposa 5 minutos antes de la toma.

   -Siéntate cómodamente con la espalda apoyada en el respaldo de la silla, no cruces las piernas y quítate la ropa que pueda oprimirte el brazo.

    -Si el tensiómetro es de brazo, coloca el manguito dos o tres centímetros por encima del codo. Deja la palma de la mano boca arriba y el codo lígeramente flexionado a la altura del corazón.

   -Si el tensiómetro es de muñeca, pon la muñequera a la altura del corazón.

   -No hables durante la medición.

   -Realiza dos mediciones separadas al menos dos minutos y quédate con el resultado de la media de ambas.

   -Apunta los valores obtenidos para informar a tu médico.

   "Conviene tomársela después de levantarse, en ayunas, con temperatura ambiental adecuada, sobre una superficie dura y colocar el manguito. Repetirla a los dos o tres minutos, sacar dos tomas y hacer la media. Se puede tomar por la mañana, y a la hora de la siesta para ver diferencia o a ultima hora de la tarde", sentencia Palma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter