CASO DE LA NIÑA RECUPERADA CON ESTA TERAPIA

La medicina hiperbárica abre nuevas posibilidades de recuperación en cientos de personas que sufren preahogamientos

La medicina hiperbárica abre nuevas posibilidades de recuperación
IEMH
Publicado 02/08/2017 13:04:29CET

   MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Instituto Español de Medicina Hiperbárica (IEMH) ha publicado un estudio en el que una niña consiguió recuperar sus funciones neuronales tras el daño causado por un preahogamiento después de recibir 40 sesiones de oxigenoterapia hiperbárica, un hecho que "abre nuevas posibilidades de recuperación en cientos de personas que sufren preahogamientos cada año", según el miembro de la junta directiva del IEMH y director médico de la clínica Ulcemed, Antonio Ruiz.

   "Esta terapia facilita el mayor aporte de oxígeno a los tejidos deficitarios a través del plasma sanguíneo y se estimula la angiogénesis, así como la formación de colágeno, lo que mejora todas aquellas patologías en las que existe una hipoxia tisular. Gracias a la apropiada oxigenación se consigue iniciar el proceso de reparación de heridas, lo que implica también un factor determinante para la velocidad de las funciones celulares implicadas en la recuperación", ha explicado.

   El doctor Ruiz ha añadido que "también posee propiedades bactericidas y bacteriostáticas y, por eso, se utiliza ya en España para tratar las heridas de difícil cicatrización, como las quemaduras, infecciones, insuficiencias arteriales o las úlceras del pie diabético, las lesiones por aplastamiento, las infecciones necrotizantes como la gangrena gaseosa, los síndromes compartimentales y otras isquemias traumáticas agudas, entre otras."

   La terapia hiperbárica está indicada también en lesiones por radiación, intoxicaciones por monóxido de carbono y afecciones por descomprensión. Además, se está obteniendo resultados positivos en la sordera súbita y en afecciones autoinmunes, isquémicas, cardiológicas, de falta de riego o tras cirugías.

   Desde el IEMH han subrayado que desde que se dio a conocer el resultado favorable del estudio, publicado en la revista 'Medical Gas Research', las consultas al teléfono y la web del instituto, dedicado a la difusión de la medicina hiperbárica, se han multiplicado por tres.

   Motivo de ello ha sido la aparición de cámaras hiperbáricas de baja presión, algunas de ellas portátiles, con oxígeno inferior al 100% y presiones inferiores a 1,5 atmósferas, sin apenas indicaciones terapéuticas, según el doctor Ruiz, un tipo de cámaras que solo están aprobadas por la Agencia Norteamericana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para su uso en caso del mal de altura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter