Más de la mitad de pacientes de urgencias oftalmológicas son menores de 40 años

Urgencias oftalmológicas
JORNADAS OFTALMOLÓGICAS
Publicado 08/11/2017 13:56:46CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los jóvenes son los pacientes más asiduos a los servicios de urgencias oftalmológicas, según ha explicado la oftalmóloga del Departamento de Retina y Vítreo del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), Anniken Burés, durante la VIII Jornada de Casos Clínicos de Infecciones en los Servicios de Urgencias.

"Más del 40 por ciento de los pacientes que acuden con un problema ocular grave tienen entre 18 y 40 años, cerca del 30 por ciento son menores y otro tanto supera los cuarenta", ha destacado la experta durante su intervención en esta jornada, organizada por la Sociedad Catalana de Medicina de Urgencias y Emergencias (SoCMUE) en colaboración con la Fundación IMO.

En un contexto de aumento de este tipo de urgencias, lo que según la oftalmóloga podría responder a la mayor esperanza de vida y al incremento de cirugías oftalmológicas, uno de los principales motivos que las originan son los traumatismos, con cerca del 60 por ciento de los casos, seguido de las infecciones, que suponen un 20 por ciento, las inflamaciones, con un 14 por ciento y las causas neuroftalmológicas, que suponen un 2 por ciento del total de las urgencias.

Entre los traumatismos destacan las lesiones corneales, que suelen ser leves y estar causadas por frotarse los ojos o por la introducción de cuerpos extraños. A estas les siguen, muy de lejos, las lesiones de la conjuntiva, el párpado o el lagrimal, las causticaciones oculares, las quemaduras eléctricas y las perforaciones oculares.

La oftalmóloga ha destacado "la importancia de algunos síntomas clave, como el estrabismo y/o diplopía (visión doble) agudos, que pueden esconderse patologías como parálisis de pares craneales oculomotores, síndromes de Horner agudos, neuropatías ópticas isquémicas anteriores, neuritis ópticas o papiledemas".

En lo que se refiere a los principales síntomas asociados a urgencias oftalmológicas, la doctora Burés ha señalado tres grandes grupos, ojo rojo, alteración o pérdida visual y dolor. La experta ha señalado que, en ocasiones, la pérdida de visión es transitoria, durando solo unos minutos, como ocurre en el caso de la amaurosis fugaz, que puede preceder a una pérdida de visión definitiva por causa vascular, o como en la migraña oftalmológica, que, generalmente remite sin dejar secuelas en la visión.

Por el contrario, según ha indicado la experta, otras lesiones oculares provocan una pérdida de visión permanente, como las obstrucciones vasculares retinianas, las neuropatías ópticas isquémicas, las hemorragias vítreas y las maculares, los desprendimientos de retina y las uveítis posteriores, todas ellas indoloras.