Al año

Más de 5 millones de personas mueren permaturamente por la contaminación

Polución, contaminación en Pekín (China)
REUTERS
Actualizado 15/02/2016 13:53:30 CET

   MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Más de 5,5 millones de personas mueren prematuramente cada año debido la contaminación en el hogar y en el aire exterior, más de la mitad de las muertes se registran en dos de las economías de más rápido crecimiento del mundo, China e India.

    Son muchos los efectos a corto y a largo plazo que la contaminación atmosférica puede ejercer sobre la salud de las personas. No obstante, la contaminación atmosférica urbana sobre todo aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculare

Las centrales eléctricas, la fabricación industrial, el humo de los tubos de escape de los vehículos y la quema de carbón y madera liberan pequeñas partículas en el aire que son peligrosos para la salud de una persona.

   Una nueva investigación, que se ha presentados en la asamblea anual de 2016 de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), encontró que a pesar de los esfuerzos para limitar las emisiones futuras, el número de muertes prematuras vinculadas con la contaminación del aire aumentará en los próximos dos decenios a menos que más se fijen objetivos agresivos.

   "La contaminación del aire es el cuarto factor de riesgo de muerte más alto en el mundo y con mucho, el factor de riesgo ambiental que conduce a la enfermedad. La reducción de la contaminación del aire es una manera increíblemente eficaz de mejorar la salud de una población", afirma Michael Brauer, profesor de la Escuela de Población y Salud Pública de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver, Canadá.

   Para la reunión de la AAAS, investigadores de Canadá, Estados Unidos, China e India reunieron estimaciones de los niveles de contaminación del aire en China e India, y calcularon el impacto en la salud. Su análisis muestra que los dos países representan el 55 por ciento de las muertes causadas por la contaminación del aire en todo el mundo, con alrededor de 1,6 millones de personas que murieron a causa de la contaminación del aire en China y 1,4 millones en India en 2013.

SE NECESITAN ESTRATEGIAS MÁS AGRESIVAS QUE LAS YA FIJADAS

   En China, la quema de carbón es el mayor contribuyente a la mala calidad del aire. Qiao Ma, estudiante de doctorado en la Escuela de Medio Ambiente de la Universidad de Tsinghuam en Beijing, China, detectó que la contaminación del aire exterior solo a partir del carbón causó un estimado de 366.000 muertes en China en 2013.

También calculó el número esperado de muertes prematuras en China en el futuro si el país cumple con sus objetivos actuales de restringir la combustión de carbón y las emisiones a través de una combinación de políticas de energía y control de la contaminación.

   Se encontró que la contaminación del aire generará entre 990.000 y 1,3 millones de muertes prematuras en 2030 a menos que se introduzcan objetivos aún más ambiciosos. "Nuestro estudio pone de relieve la necesidad urgente de poner en marcha incluso estrategias más agresivas para reducir las emisiones de carbón y de otros sectores", señala Ma.

   En India, un importante contribuyente a la mala calidad del aire es la práctica de la quema de madera, estiércol o fuentes de biomasa similares para cocinar y para calentar los hogares. Millones de familias, entre los más pobres en India, están regularmente expuestos a altos niveles de partículas en sus propios hogares.

   "India necesita un enfoque de mitigación de tres puntas para hacer frente a la quema de carbón industrial, la quema a cielo abierto para la agricultura y las fuentes de contaminación del aire de los hogares", dice Chandra Venkataraman, profesora de Ingeniería Química en el Instituto Indio de Tecnología de Bombay, en Mumbai, India.

En los últimos 50 años, América del Norte, Europa Occidental y Japón han hecho grandes avances para combatir la contaminación mediante el uso de combustibles más limpios, vehículos más eficientes, limitando la quema de carbón y poniendo restricciones a las centrales eléctricas y las fábricas.

   "Después de haber sido el encargado de diseñar e implementar estrategias para mejorar el aire en Estados Unidos, sé lo difícil que es. Los países en desarrollo tienen una enorme tarea por delante" --reconoce Dan Greenbaum, presidente del Instituto de Efectos en la Salud, una entidad sin ánimo de lucro con sede en Boston, que patrocina esfuerzos para analizar la carga de salud de diferentes fuentes de contaminación del aire--. Esta investigación ayuda a guiar el camino al identificar las acciones que pueden mejorar mejor la salud pública".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter