XXVI Curso Nacional de Actualización en Psiquiatría

Más del 50% de los pacientes con enfermedad mental grave recupera su vida gracias a los tratamientos de Psiquiatría

Esquizofrenia y psicosis
PIXABAY - Archivo
Publicado 01/03/2018 14:32:27CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más del 50 por ciento de los pacientes con enfermedad mental grave recupera su vida gracias a los tratamientos de Psiquiatría, según ha comentado el psiquiatra y director ejecutivo del Servicio de Salud Mental Parc Taulí, Diego Palao, con motivo de la celebración del XXVI Curso Nacional de Actualización en Psiquiatría.

"Los nuevos tratamientos logran que más del 50 por ciento de los pacientes con enfermedad mental grave lleguen a una recuperación funcional, incluyendo la relación con otras personas. Un 25 por ciento logrará una recuperación parcial y el 25 por ciento restante no se recuperará de forma satisfactoria porque tienen resistencia al tratamiento o tienen un deterioro cognitivo importante, en algunos casos asociado a comorbilidad psiquiátrica (por ejemplo: consumo de sustancias) que hace que no se puedan recuperar", ha apostillado.

Asimismo, el experto ha recordado que desde hace mucho tiempo se sabe que en Psiquiatría mejorar los síntomas no supone una recuperación completa de los pacientes, por lo que los profesionales abordan diversas dimensiones para abordarlos, desde la psicopatología de los pacientes hasta los factores psicosociales, pasando por el funcionamiento cognitivo y aspectos subjetivos como la calidad de vida percibida en su día a día.

"Si no se trabaja para conseguir estos aspectos, realmente nuestro trabajo no queda completo, pero se están consiguiendo ya resultados. Para que una persona esté recuperada tiene que haber una reducción de los síntomas durante dos años consecutivos y un buen funcionamiento a nivel de ocupación (actividad laboral, actividad académica o lúdica, según la edad o relaciones sociales) y es lo que podemos conseguir en un 50 por ciento de los casos de enfermedad mental grave si aseguramos la calidad de las intervenciones integradas", ha dicho.

Además, prosigue, si se trata de una persona en edad laboral se mide su recuperación en que consiga un empleo en un sector competitivo, no en un centro de terapia ocupacional, y un contrato laboral durante dos años consecutivos. También se valora que la persona viva de forma independiente y sea capaz de administrar su propio dinero, hacer la compra, su aseo personal o tener relaciones sociales satisfactorias.

AVANCES EN LOS TRATAMIENTOS

"Las posibilidades terapéuticas hoy en día son increíbles y tenemos disponibles, en el caso de las psicosis, por ejemplo, tratamientos que se pueden administrar cada tres meses, con un seguimiento desde Enfermería como se hace en pacientes con enfermedades crónicas", ha señalado.

A nivel farmacológico, ha comentado que los tratamientos producían muchos menos efectos secundarios (somnolencia, sedación, embotamiento, parkinsonismo, etc.) y se ha cambiado la vía de administración y existen medicamentos de liberación lenta mensuales e incluso los hay de administración trimestral.

"Estos tratamientos, a diferencia de lo que se cree, no solo no empeoran el rendimiento cognitivo, sino que lo pueden mejorar. Las personas pueden llegar a completar una carrera o mantener el trabajo que estaban realizando", ha subrayado, para aseverar que "las psicoterapias también han mejorado y los resultados se traducen en una mejora en la rehabilitación cognitiva (memoria, atención, capacidad de planificación) y muy especialmente de cognición social".

De hecho, ha informado de que incluso hay dispositivos tecnológicos de rehabilitación neurocognitivos con programas y sistemas que ayudan más a tener una plena recuperación funcional. En concreto, son terapias que han demostrado que pueden mejorar a los pacientes en aspectos esenciales para su integración social y familiar.

"Estas personas hace años no podían tener una vida integrada satisfactoria y ahora pueden vivir en la sociedad con una vida rica a nivel laboral, social y de forma normalizada, incluida la formación de su propia familia. Ahora hay personas con esquizofrenia que cuidan a los padres y son los cuidadores principales. Estamos viendo que el principal cuidador de estos padres es el hijo con esquizofrenia y esto significa que le hemos dado la vuelta a la tortilla totalmente", ha zanjado.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.