RECORTAN ESTE RIESGO A LA MITAD

Las madres con VIH que toman antirretrovirales hasta el sexto mes de lactancia reducen el riesgo de contaminar al bebé

Actualizado 04/05/2011 21:21:24 CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Las madres con VIH que toman profilaxis antirretroviral hasta el sexto mes de lactancia pueden reducir a la mitad las probabilidades de contaminar al bebé con el virus respecto al protocolo actual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pasando de un 9,5 por ciento de riesgo de transmisión del virus al 5,4 por ciento.

Así lo ha demostrado un consorcio internacional de investigadores, en el que participa un equipo del Institut de Recherche pour le Développement (IRD), cuyos resultados han animado a la OMS a revisar sus recomendaciones en esta materia.

Estos investigadores realizaron de 2005 a 2008 pruebas clínicas a más de 800 mujeres en Burkina Faso, Kenia y Sudáfrica. El objetivo era comparar la eficacia de este nuevo protocolo con la del protocolo de profilaxis en vigor. Para ello administraron a un grupo de pacientes --entre la 28 y la 36 semana y hasta el sexto mes de lactancia-- una combinación de tres antirretrovirales: la zidovudina, la lamivudina y la lopinavir/ritonavir.

Gracias a esta 'triterapia preventiva', sólo un 5,4 por ciento de los niños de 12 meses resultaron infectados, frente al 9,5 por ciento de niños que resultaron infectados en el grupo que siguió una profilaxis clásica. La nueva combinación se reveló incluso más eficaz en mujeres con elevada carga viral.

Por su parte, la OMS ha calificado de "formidable" este avance, por el que ha decidido revisar sus recomendaciones en este sentido. Desde principios de 2010, la recomienda seguir con la profilaxis a lo largo de todo el período de lactancia.

A esta opción ahora se suman otras dos nuevas: que la futura mama tome zidovudina en el embarazo y de a su hijo nevirapina todos los días hasta el destete o bien que tome la 'triterapia preventiva' descrita en este estudio durante el embarazo y hasta que abandonen la lactancia.

Para la OMS, comenzando la profilaxis a partir de la semana número 14 de embarazo, estas nuevas medidas podrán reducir, a largo plazo, el riesgo de transmisión del virus al menos de 5 por ciento.

Cada día 1.500 niños contraen el VIH por vía materna en el mundo. El 90 por ciento de ellos vive en África Subsahariana. En los países pobres, 1,4 millón de mujeres tiene VIH. Sin prevención, el riesgo de que las futuras madres transmitan el VIH a sus hijos en el útero, durante el parto o la lactancia es de un 35 por ciento.

En 2009, se contabilizaban 370.000 nuevas infecciones por contaminación madre-niño, elevando a 2,5 millones los menores de 15 años que vivían con el VIH en el mundo. Renunciar a la lactancia reduce el riesgo de transmisión del VIH de la madre al niño a un 2 por ciento, pero también le priva de los anticuerpos maternos, así como de su único recurso alimenticio, exponiéndolo a sufrir diarreas o desnutrición a causa de una alimentación con leche artificial y por la falta de agua potable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter