Contador

Llevar virus oncolíticos al interior del tumor, el apoyo que necesita la inmunoterapia

Laboratorio
ROCHE
Publicado 01/02/2018 14:28:47CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Inocular mediante inyección directa en el interior del tumor inicial o de las metástasis de virus oncolíticos podría aumentar la eficacia de los tratamientos con inmunoterapia, cuya aparición ha sido muy esperanzadora pero actualmente solo son eficaces en un 15 al 30 por ciento de los pacientes.

Así lo ha asegurado el jefe del servicio de Oncología Médica de MD Anderson Cancer Center Madrid, Enrique Grande, que recuerda que los primeros estudios sobre esta estrategia apuntan que sería más eficaz cuanto más agresivo y de rápido crecimiento sea el tumor, lo que beneficiaría a los tumores cerebrales o al cáncer de mama triple negativo, dos de los tumores con menos esperanza de vida actualmente.

La revista 'Science' ha publicado precisamente en su número de enero dos estudios que demuestran el aumento de eficacia de los fármacos inmunoterápicos en modelos de ratón gracias a la administración previa de virus oncolíticos.

"Estos resultados abren la puerta a una manera de tratar los tumores totalmente distinta, intentando aumentar los productos del tumor que son liberados y que son, por tanto, más susceptibles de ser reconocidos por el propio sistema inmune del paciente (neoantígenos) reaccionando contra ellos del mismo modo que se responde contra las bacterias", ha explicado.

En concreto, se ha visto que inyectar estos virus en el tumor primario de mama triple negativo de un modelo de ratón aumenta la eficacia posterior de los fármacos inmunoterápicos administrados por vía intravenosa. Y un segundo artículo muestra una hipótesis similar en modelos murinos con tumores cerebrales.

Además de estos dos estudios, también hay ensayos clínicos en marcha en fases 1 y 2 en linfoma o cáncer de páncreas, e incluso algún ensayo en fase 3 en melanoma.

La clave de estos virus modificados genéticamente es que, una vez se administran directamente en el interior del tumor, infectan las células tumorales y "las destruyen localmente". Y esta destrucción provoca la liberación de los antígenos tumorales y facilita, por tanto, su reconocimiento por parte del sistema inmune.

Gracias a la mayor exposición a los antígenos propios del tumor, el sistema inmune será capaz de reconocer las células portadoras de estos antígenos tumorales más fácilmente y, por tanto, será más eficaz en su destrucción.

MENOS EFECTOS ADVERSOS Y RESISTENCIAS MÁS TARDÍAS

Y más allá de una mayor eficacia, la administración directamente en el interior del tumor podría reducir los efectos secundarios característicos de la inmunoterapia e incluso retrasar la aparición de resistencias al tratamiento.

"Es posible aumentar la estimulación del sistema inmunitario para lograr una mayor efectividad de los fármacos inmunoterápicos y, además, se logra también una reducción de los efectos adversos y posibles toxicidades", según Grande, ya que ofrece una estimulación más local y específica.

En cambio, entre las dudas este experto cuestiona que una dosis pueda ser suficiente para sensibilizar el sistema inmune, si será viable la administración de varios inmunoterápicos, radioterapia o quimioterapia en combinación con esta viroterapia, o cuándo será el mejor momento para realizar la evaluación de la respuesta al tratamiento.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.