Investigan el tratamiento del síndrome del túnel carpiano con electrolisis percutánea

Fisioterapeu autor del estudio del túnel carpiano
JCCM
Publicado 21/05/2018 10:25:46CET

   CIUDAD REAL, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha subvencionado un proyecto de investigación del fisioterapeuta de Ciudad Real Jesús Segura que pretende determinar si el tratamiento del síndrome del túnel carpiano con electrolisis percutánea ofrece porcentajes similares de efectividad a los que se obtienen con la cirugía.

   Este síndrome provoca entumecimiento, hormigueo, dolor, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos a causa de una presión excesiva sobre el nervio mediano a la altura del túnel carpiano, la zona de la muñeca en que el nervio entra en la mano. Se trata de una patología muy relacionada con el ámbito laboral, ya que suelen desarrollarla personas que han de repetir una y otra vez los mismos movimientos de mano y muñeca o que utilizan herramientas manuales que vibran.

   Habitualmente, para solucionar este problema se ha recurrido a las intervenciones quirúrgicas, que, en el caso de las realizadas en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, han proporcionado una gran mejoría a los pacientes, ha informado la Junta en un comunicado.

   Sin embargo, Jesús Segura, que en la actualidad desarrolla su trabajo en el servicio de Rehabilitación del Centro de Salud 'Puerta de Toledo' de la capital, espera que con la técnica de la electrolisis percutánea las personas aquejadas de este síndrome puedan percibir una mejoría cercana a la que les proporcionaría la cirugía.

   La electrolisis percutánea consiste en aplicar estímulos eléctricos al ligamento que tiene atrapado al nervio para liberarlo de su aprisionamiento. Es una técnica que ya ha demostrado su idoneidad para tratar tendinopatías (manguito rotador y tendones rotulianos, entre otros). La corriente se administra con un bisturí eléctrico guiado con ecógrafo al que se le acopla una aguja de acupuntura. Son necesarias cuatro sesiones, una por semana.

   El proyecto de investigación, que se está desarrollando en Ciudad Real, va a comparar los resultados en 140 pacientes, 70 sometidos a intervención quirúrgica y otros 70 a los que se les ha aplicado esta técnica de fisioterapia. En la actualidad se están recogiendo las encuestas de satisfacción realizadas a los pacientes a lo largo de los últimos meses.

   Para garantizar la validez científica del estudio, los datos serán procesados y evaluados por profesionales totalmente ajenos a ambos tratamientos. Además de comprobar el grado de efectividad de la técnica de electrolisis, las encuestas ayudarán a determinar en qué franjas de edad se consiguen mejores resultados y sí estos se pueden obtener en menos tiempo.

   El ensayo clínico que desarrolla Jesús Segura cuenta con el apoyo y la colaboración de los servicios de Traumatología y de Rehabilitación de la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real y de su Comisión de Formación, que le ha concedido una de las cuatro ayudas a la investigación otorgadas este año.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.