Investigadores españoles cambian la estrategia de la OMS contra el pian

Investigador Oriol Mitjà (ISGlobal) Dtora.Salud Lucy John (Papúa Nueva Guinea)
EUROPA PRESS
Publicado 08/02/2018 10:29:25CET

La epidemia tropical es endémica en 14 países y causa 100.000 nuevos casos al año, sobre todo niños

BARCELONA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha conseguido cambiar la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) contra la enfermedad de pian, previendo administrar más de una ronda de terapia antibiótica masiva de azitromicina para erradicar esta dolencia tropical, que afecta sobre todo a niños.

Lo ha explicado en rueda de prensa el investigador Oriol Mitjà, primer autor del trabajo que publica la revista 'The Lancet', después de ocho años de trabajo en la isla africana de Papúa Nueva Guinea, cuya directora de Salud Pública, Lucy John, ha agradecido el intenso estudio y su visión de equipo con el país.

La enfermedad bacteriana, que provoca 100.000 nuevos casos anuales y que es endémica en 14 países, afecta especialmente a niños de 5 a 15 años y aparece con llagas que se convierten en úlceras y pueden llegar a los huesos, provocando deformaciones, cojeras y lesiones en articulaciones.

El ISGlobal, impulsado por la Fundación Bancaria La Caixa, ha trabajado con la OMS y gobiernos de países afectados, con los que han celebrado reuniones y acordado campañas de tratamiento masivo este mismo año, así como administrar dos o tres recordatorios cada seis meses con la azitromicina.

'SÍFILIS DE LOS NIÑOS'

El pian está considerada la 'sífilis de los niños' por su naturaleza, aunque su contagio se produce piel con piel y no por vía sexual, según el investigador, que ha advertido de la "latencia" de la enfermedad en muchas personas, lo que dificulta la erradicación, pese a la máxima eficacia del tratamiento.

Para evitar nuevos contagios de personas con la infección latente, los investigadores han diseñado una estrategia que prevé administrar nuevas dosis recordatorio del antibiótico para "asegurar una cobertura del 100%", a sabiendas de que en alguna de las campañas de vacunación puede faltar alguna persona.

RESISTENCIAS CONTAGIOSAS

"En 2015 nos dimos cuenta de que hacía falta tratar a todo el mundo (niños y adultos) para no diferenciar pacientes activos de los latentes", ha dicho el científico, y ha constatado 89 millones de personas en riesgo de sufrir la enfermedad, de la que han documentado resistencias.

Para los casos de resistencia a la enfermedad, que son contagiosos, se ha creado un test para su detección, y se ha protocolizado una atención a base de penicilina, que es efectiva y "puede ser la solución", según Oriol Mitjà.

Para la campaña de Papúa Nueva Guinea, la multinacional Ken Pharma hizo un envío masivo de fármacos, en una campaña que supone un tercio de los medicamentos que se comercializan en España, ha explicado el director general, Manuel Garrido.

Mitjà ha anunciado que en abril iniciará un nuevo proyecto en Papúa Nueva Guinea, que buscará determinar el número de dosis a administrar, para informar a la OMS y establecer una estrategia óptima que elimine el pian.

El proyecto, que dura dos años y llega a 50.000 personas, cuenta con el impulso de la Fundación Bancaria La Caixa y la colaboración de Nautilus Minerals, Newerest Mining, Isdin, Kern Pharma, la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD), la Fundació Barberà Solidària-Ayuntamiento de Barberà y el Hospital Clínic.

SE BUSCAN 100.000 EUROS

La campaña de ISGlobal cuesta 400.000 euros, y ahora los investigadores buscan el último tercio pendiente de la financiación de la estrategia (100.000 euros), que es especialmente económica en cuanto a costes, puesto que supone 3 euros por persona: 1,5 a razón de los tres comprimidos antibióticos y 1,5 por su distribución.

El director corporativo de Investigación y Estrategia de la Fundación Bancaria La Caixa, Àngel Font, ha celebrado que ISGlobal es la primera institución de referencia del ámbito europeo, y el director de ISGlobal, Antoni Plasència, ha encomiado la labor de la investigación junto a planes de acción conjuntos.