Contador

Una investigación pretende mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama

Sánchez Rovira (2d) presenta informa sobre el proyecto de investigación.
EUROPA PRESS
Publicado 29/11/2016 14:30:05CET

JAÉN, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Complejo Hospitalario de Jaén ha acogido este martes la presentación de un proyecto de investigación que pretende mejorar el diagnóstico y tratamiento de las pacientes con cáncer de mama a través de análisis de sangre. Se trata de detectar sustancias presentes en ella que permitirían identificar una mujer sana de una enferma así como predecir cómo va a evolucionar la enfermedad y quiénes podrían recaer, de modo que facilite un "mejor pronóstico en la respuesta y un diagnóstico precoz en la recaída".

El acto ha contado con la presencia de la delegada del Gobierno andaluz, Ana Cobo, y la territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega, junto al director-gerente del Complejo, José Luis Salcedo; el responsable de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Oncología , Pedro Sánchez Rovira, y el director de I+D Atrys Health, Víctor González.

"Podríamos llegar a detectar el cáncer con una gota de sangre", ha afirmado Sánchez Rovira, quien ha precisado que ése es el objetivo principal de este tipo de estudios, aunque se ha referido a los que en concreto son "más abordables y realistas".

Así, ha explicado que este trabajo pretende detectar una serie de sustancias en la sangre de las pacientes diagnosticadas ya con esta patología y comprobar si existe un perfil diferencial con las demás y si se puede establecer un pronóstico más exacto para ellas y predecir cuáles van a responder a determinado tratamiento y las que no lo harán, es decir, cómo evolucionarían sus tumores cancerígenos.

Una fase posterior podría incluso ser de ayuda para los profesionales sanitarios en la identificación de las mujeres que pueden sufrir una recaída en esta enfermedad. Esta detección precoz permitirá prescribir tratamientos más eficaces para su recuperación.

En este sentido y tras señalar el porcentaje "muy bueno" de curación de en torno al 85 por ciento, ha apuntado que tras el tratamiento existe un porcentaje de recaída que ronda el 20 por ciento, aunque por ahora no se sabe en qué pacientes se dará.

"Esta herramienta, junto a otras puede definir cuáles de ellas van a recaer. Es muy importante para aplicar métodos diagnósticos y de tratamiento distintos. Por tanto, puede contribuir a tener un mejor pronóstico en respuesta y un diagnóstico precoz en la recaída", ha comentado.

El doctor Sánchez Rovira ha señalado que una docena de investigadores participan en este estudio, que tendrá una duración de unos 24 meses y un coste de 1.075.000 euros. En un principio, se realizarán 147 analíticas a pacientes con cáncer de mama, que en una segunda fase se extenderán a 440, que son de las cuatro provincias de Andalucía Oriental.

DATOS PRELIMINARES ESPERANZADORES

"Ha comenzado ya. Incluso existen datos preliminares muy esperanzadores", ha destacado el especialista, quien ha añadido que se ha analizado una mínima cantidad de muestras previas en las que se ha alcanzado el 90 por ciento de acierto en las previsiones. Ha puesto, eso sí, "todas las reservas", ya que se ha hecho con "un número escaso" de pacientes y "son datos preliminares que hay que confirmar, de ahí la necesidad del estudio".

Este trabajo científico forma parte de los proyectos 'Reto', que son financiados con fondos Feder de la Unión Europea, a través del programa 'Mineco' concedido a la empresa 'Atrys Health', que ha decidido ponerlo en marcha junto al Complejo Hospitalario de Jaén, aunque también colaboran otros hospitales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), como los de Almería, Granada y Málaga, junto con el Parque Tecnológico de la Salud de Granada y la Fundación Médina.

En este sentido, el responsable de la UGC de Oncología lo ha valorado como un "excelente ejemplo de colaboración entre entidades públicas y privadas sanitarias", además de una "oportunidad excelente para los profesionales de poder participar en la vanguardia de la investigación en Oncología" para mejorar la atención a las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama.

En esta línea se ha pronunciado también Víctor González, quien ha defendido que la colaboración público privada es esencial para el desarrollo de la investigación. En este caso concreto, ha resaltado el tipo de pacientes a los que va dirigida para tratar de diagnosticar precozmente y "de forma poco invasiva", con muestras de sangre, la evolución de la enfermedad.

Ha subrayado, igualmente, el impacto que tiene en el gasto sanitario. "Poder tener sistemas de medicina personalizada que hagan terapia adecuada a cada paciente, contrariamente a lo que se pueda pensar, hace más eficiente el sistema", ha comentado.

APUESTA POR LA INNOVACIÓN SANITARIA

"Este trabajo es un ejemplo de la excelencia de la sanidad pública andaluza que constituye todo un referente a nivel nacional e internacional gracias a los avances en terapias y tratamientos con el sello de unos grandes profesionales y el respaldo de un Gobierno, como es la Junta de Andalucía, comprometido con una sanidad pública de calidad, universal, y convencido de consolidar la inversión pública en líneas como la innovación, la investigación y el desarrollo", ha afirmado, por su parte, Cobo.

Entre las diferentes actuaciones que impulsa la Junta es clave la inversión en capacitación de investigadores noveles que dota al sistema de competitividad a la hora de captar fondos en convocatorias internacionales, nacionales y regionales. Esta captación es especialmente fructífera en oncología. De hecho, en Andalucía hay 149 proyectos de investigación activos con una financiación total superior a los doce millones de euros.

Con respecto a la investigación clínica, hay activos 479 ensayos clínicos. Destaca que más del 50 por ciento de los nuevos ensayos son de fases I y II, lo que pone en valor la inversión realizada en espacios específicos para este tipo de ensayos en los principales hospitales de Andalucía. Estos ensayos permiten financiar, por un lado, la investigación clínica y, por otro, los tratamientos de los pacientes que participan, lo que supone un retorno al sistema sanitario público andaluz superior a 40 millones de euros.

Cobo ha hablado, por tanto, de una apuesta sin fisuras por parte de la Junta por seguir avanzando en investigación e innovación para afianzar el modelo de gobernanza del sistema de conocimiento en Salud, que Andalucía ha venido impulsando en los últimos años.

Con respecto al cáncer de mama, ha precisado que 98.092 mujeres jiennenses de entre 50 y 69 años se ha beneficiado ya del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama implantado en 1995. Entre ellas, se han detectado 1.135 tumores. La provincia de Jaén posee nueve unidades de exploración mamográfica: cuatro en centros de salud de atención primaria, otras tantas en hospitales y una móvil.

PLAN INTEGRAL

Andalucía cuenta desde 2002 con un Plan Integral de Oncología que define la atención al cáncer "de manera estructurada y desde una perspectiva integral con el objetivo fundamental de disminuir el número de casos, además de garantizar a los pacientes un diagnóstico rápido y fiable, así como aplicar un tratamiento adecuado, mejorar su calidad de vida y garantizar una atención humanizada".

La Consejería de Salud ha promovido la investigación sobre el cáncer y se han desarrollado sistemas de información que permiten realizar un análisis del impacto de esta enfermedad en la población, así como la evaluación de resultados en salud.

El sistema sanitario público andaluz lleva a cabo diferentes proyectos que han permitido mejorar la respuesta en la atención oncológica, como los programas de prevención primaria y una estrategia de información a la ciudadanía, cáncer hereditario y consejo genético; el detección precoz del cáncer de mama, cribado de cáncer de cérvix, así como la progresiva implantación de los de colon y recto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter