Una investigación concluye que las campañas de vacunación masivas no evitarán los brotes del ébola

El úlitmo paciente de ébola en Guinea, Nubia
MSF - Archivo
Publicado 09/05/2018 18:47:19CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Las campañas de vacunación masiva no son una opción realista en la batalla para prevenir nuevos brotes del virus del ébola, según ha demostrado un equipo de investigación liderado por la Universidad de Kent (Reino Unido).

Este estudio, que ha salido a la luz justo cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado un nuevo brote de ébola en la República Democrática del Congo, ha analizado las perspectivas de varias vacunas contra el virus, descubriendo que, en un futuro bastante factible, el control del brote de ébola depende de la supervisión y el aislamiento de los casos, y no de una campaña de vacunación a gran escala.

El análisis de los investigadores ha revelado que la inmensa mayoría de las personas potencialmente afectadas necesitarías ser protegidas para alcanzar un nivel de inmunidad que prevenga la transmisión del virus dentro de la población. El estudio ha identificado que, en las fases críticas de muchos brotes de virus del ébola, un solo afectado infecta a cuatro o más personas, lo que permite que el virus se propague rápidamente. Con estos datos, el 80 por ciento de la población debería vacunarse para prevenir brotes, incluso si se contara con una vacuna altamente efectiva que proteja al 90 por ciento de las personas después de la vacunación.

"Tales tasas de vacunación son actualmente inalcanzables", explican los investigadores, recordando que en un ensayo de vacunación durante la epidemia del virus del ébola en el África occidental, solo el 49 por ciento de las personas que habían estado en contacto con pacientes con el virus del Ébola podían vacunarse. Incluso el 34 de las personas se negó a la vacunación aunque había estado expuesto a la enfermedad.

"Actualmente no hay vacunas que protejan contra los cuatro patógenos del ébola. Tampoco está claro si las vacunas actuales proporcionan la protección a largo plazo (10 años) necesaria para el tipo de programa de vacunación masiva que podría prevenir el ébola", aclaran los científicos responsables de esta investigación.

Por otra parte, también recuerdan que una gran campaña de vacunación sería "muy costosa y poco práctica": "Se estima que los costes para las vacunas actuales contra el ébola oscilan entre 15 y 20 dólares por dosis (unos 12 o 16 euros), y hay cerca de 462 millones de personas que viven en las áreas afectadas, muchos de ellos en áreas rurales muy remotas".

Al no existir "un programa realista de vacunación", los investigadores concluyen que se debería priorizar la vacunación en los profesionales sanitarios que tratan a pacientes, así como otras personas cercanas a los afectados.