Integrar a psicólogos y trabajadores sociales en el sistema, clave para mejorar la vida de pacientes con cáncer renal

Publicado 27/02/2018 12:22:49CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Integrar a los psicólogos y trabajadores sociales dentro del sistema es clave para mejorar la vida de las personas con cáncer renal, según el documento de 11 propuestas elaborado por la Fundación Más Que Ideas.

El documento titulado '11 propuestas para mejorar la vida de las personas con cáncer renal' se ha basado en el informe 'Dos miradas sobre el cáncer renal. Explorando la experiencia de pacientes y profesionales', una incitativa en la que han participado 21 personas, 11 pacientes y 10 profesionales, que realiza un análisis de las principales necesidades de los afectados en el proceso de la enfermedad.

Para su elaboración también se ha contado con la colaboración de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón (ALCER), la Asociación de Enfermos del Riñón de Cataluña (ADER) y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

A estas últimas se les añade la Asociación Española de Trabajo Social y Salud (AETSyS), la Asociación Española de Urología (AEU), la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.), la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), y la Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud (SEPCYS); y se ha convertido en realidad gracias al apoyo de Bristol-Myers Squibb.

Así, desde la fundación han propuesto mejorar la coordinación entre los servicios del hospital, así como crear la figura del navegador del paciente e integrar a la Atención Primaria en el cuidado.

Además, en el documento se propone favorecer el acceso del paciente a profesionales especializados en otros ámbitos no necesariamente médicos, y definir mejores protocolos para el manejo de efectos secundarios.

De igual modo, señalan que se debe promover las unidades de cuidados paliativos; potenciar el equipo de enfermería; promover el papel de las asociaciones de pacientes; impulsar proyectos de información dirigidos a pacientes, y mejorar habilidades de comunicación de profesionales.

"Esta iniciativa nos ha permitido hacer una aproximación a lo que vive, piensa y siente una persona diagnosticada de un cáncer renal. Y, además, el contar con la opinión y experiencia de los diferentes perfiles profesionales que participan en su abordaje nos ha facilitado desgranar el presente y futuro del mismo", ha señalado la portavoz de la fundación, Teresa Terrén.