Inmunoterapia, el "único" tratamiento que modifica el curso natural de la alergia

Pruebas cutáneas de alergia
RIBERA SALUD - Archivo
Publicado 23/04/2018 13:54:21CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) señala que la inmunoterapia es el único tratamiento que "puede modificar realmente el avance de las enfermedades alérgicas", las cuales afectan actualmente al 25-30 por ciento de la población, y se prevé que dentro de veinte años estas cifras se dupliquen.

Así, lo ha manifestado su presidente Antonio Valero, quien ha insistido en que la mayor parte de los pacientes con enfermedad alérgica respiratoria tiene rinitis, "al ser el primer órgano que se enfrenta al aire que contiene el alérgeno". Entre un 60 y un 80 por ciento "desarrolla también conjuntivitis, y entre un 20 y un 50 por ciento, dependiendo del alérgeno y de la zona, puede desarrollar asma".

En concreto, "la inmunoterapia hace que en muchos pacientes desaparezcan los síntomas, y que en otro gran porcentaje disminuyan, al igual que su intensidad. Por este motivo, se puede afirmar que la inmunoterapia es el único tratamiento que modifica la historia natural de la enfermedad".

Actualmente, este tipo de tratamientos "no solo son cada vez más eficaces, sino que se toleran mejor, son muy seguros y permiten que los pacientes con alergias respiratorias mejoren su calidad de vida y, por lo tanto, su aceptación social en el ámbito escolar y laboral".

"EXISTE UN PORCENTAJE MUY ALTO DE AFECTADOS"

Coincidiendo con la Semana Mundial de la Alergia, el doctor Valero ha afirmado que la Alergología es actualmente la única especialidad en España considerada y preparada para abordar integralmente el tratamiento de las enfermedades alérgicas.

"Existen otras especialidades que intervienen, como son la Neumología, la Otorrinolaringología, la Dermatología, la Gastroenterología, la Pediatría y, por supuesto, la Inmunología, lo que hace que se deban formar unidades multidisciplinares para atender a los pacientes con alergias complejas", ha señalado el especialista.

En este contexto, todavía deben analizarse y revisarse muchos aspectos para evitar que la calidad de vida de los pacientes se vea afectada y, en consecuencia, aumente el impacto social y económico provocado por las enfermedades alérgicas.

"Más que mejorar el absentismo laboral, debemos evitar el 'presentismo', es decir, cuando la enfermedad no es tan grave como para ausentarse del trabajo, pero sí implica que el rendimiento durante el horario laboral sea menor", ha declarado.

Las administraciones deben tener en cuenta que existe "un porcentaje muy alto de personas afectadas por lo que las Organización Mundial de la Salud (OMS) define como una de las epidemias del siglo XXI, y que se debe actuar con los recursos humanos y económicos necesarios, estructurándolos para atender a esta población afectada", ha concluido.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.