EN NIÑOS

La inmunoterapia y los fármacos reducen hasta en un 60% la evolución de la rinitis en asma

Prueba de alergia a niño.
Foto: HOSPITAL LA PAZ
Actualizado 27/10/2015 12:40:29 CET

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La combinación de inmunoterapia y fármacos reduce hasta en un 60 por ciento la progresión de rinitis a asma en niños, según ha explicado el miembro del comité organizador del Simposio Internacional Vía Respiratoria Única de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), Pedro Guardia.

   La inmunoterapia y la terapia farmacológica han demostrado ser menos eficaces por separado, mientras que alcanzan grandes resultados en combinación, un hallazgo importante para el abordaje de esta patología, ya que en el 80 por ciento de los casos la rinitis y el asma tienen lugar juntos. Las enfermedades alérgicas requieren un tratamiento integral que incluya fármacos como antihistamínicos y corticoides, junto a la inmunoterapia y medidas de evitación y educación del paciente.

   El doctor Guardia ha señalado que la inmunoterapia es el único tratamiento específico capaz de modificar el curso natural de la enfermedad, consiguiendo que esta mejore o desaparezca. "Su efecto es tan prolongado que, en más de la mitad de los casos, pasados diez años desde su retirada, sigue manteniendo su efectividad. Esto no ocurre con los fármacos tradicionales ni con los biológicos", ha explicado.

   Las últimas novedades en los tratamientos apuntan a nuevas terapias biológicas, vacunas personalizadas y nuevos fármacos dirigidos a contrarrestar otras alergias, como las urticarias. Según Guardia, "estos tratamientos vienen a cubrir un hueco que la inmunoterapia o las vacunas habían dejado, al no ser tan efectivos para los pacientes con perfiles graves o no respondedores".

LOS ESTUDIOS GENÉTICOS PERMITIRÁN MEJORES TRATAMIENTOS

   En un futuro, las pruebas genéticas permitirán definir el tipo de asma o rinitis alérgica de cada paciente y establecer "el tratamiento más adecuado", según ha explicado el doctor del Hospital Infantil de Pittsburgh en Estados Unidos, Juan Carlos Celedón.

   Diversas investigaciones han demostrado que la genética influye en la aparición de las enfermedades alérgicas, y se estima que existen otros factores genéticos que influyen en otros aspectos, "desde condicionar la aparición de sintomatología, modificar la respuesta del organismo al contacto con el alérgeno o, incluso, alterar la respuesta al tratamiento", tal y como ha señalado el coordinador del comité científico del Simposio Internacional Vía Respiratoria Única de la SEAIC, Julio Delgado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter