El H Infanta Cristina de Badajoz, pionero en inyectar el dispositivo de monitorización cardiaca más pequeño

Hospital Infanta Cristina de Badajoz
EUROPA PRESS
Actualizado 07/10/2014 1:27:25 CET

MÉRIDA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Infanta Cristina de Badajoz ha sido pionero en la inyección del nuevo monitor cardiaco Reveal LINQ, el dispositivo de monitorización cardiaca más pequeño disponible para los pacientes.

Su tamaño es un 87 por ciento más pequeño que otros dispositivos en el mercado y además de estar miniaturizado, forma parte de un potente sistema que permite al médico monitorizar el corazón de forma continua, automática y sin cables durante más de tres años, informa en nota de prensa el Gobierno extremeño.

Esta "novedosa" técnica se ha llevado a cabo de manera simultánea en doce hospitales españoles, entre ellos el pacense, donde la han ejecutado los cardiólogos Joaquín Fernández de la Concha y Juan José García Guerrero, quienes recientemente implantaron también el primer marcapasos sin cables del país.

Los otros centros hospitalarios que han participado son el Hospital Puerta de Hierro (Madrid), el Hospital Vall d'Hebron (Barcelona), el Hospital Clínico de Valencia (Valencia), el Hospital de La Paz (Madrid), el Hospital Costa del Sol (Marbella, Málaga), el Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid), la Clínica Universidad de Navarra (Navarra), el Hospital Universitario de Burgos (Burgos), el Hospital Universitario Infanta Leonor (Madrid), el Hospital Virgen de la Salud de Toledo (Toledo) y el Hospital Universitario de León (León).

Durante los próximos días otros centros de toda España comenzarán a colocar el nuevo dispositivo que proporciona monitorización remota diaria a través del sistema CareLink, que permite a los médicos recibir notificaciones cuando sus pacientes tengan un evento cardiaco si así lo desean.

El Reveal LINQ ICM está indicado para pacientes que hayan experimentado síntomas como mareos, palpitaciones, síncopes y dolor en el pecho que puedan sugerir una arritmia cardiaca y puede ser utilizado en pacientes con mayor riesgo de sufrir arritmias cardiacas, o para evidenciar el posible origen de ictus criptogénico.

MENOS MOLESTIAS

Según han detallado los doctores Fernández de la Concha y García Guerrero, hasta ahora se estaban implantando dispositivos de holter en quirófano, con una incisión bastante corta, de unos dos centímetros aproximadamente, pero con la necesidad de programar una intervención convencional, con el instrumental necesario y con la disección de la bolsa habitual.

Con este nuevo sistema se podrá realizar el implante incluso en la consulta, con una mínima incisión mediante un instrumento diseñado para ese propósito. Posteriormente, se introduce una herramienta, que es un disector y jeringa al mismo tiempo, y que permite impulsar el dispositivo dentro del celular subcutáneo, terminando de ese modo la intervención. Luego basta un aproximador de los bordes de la piel para cerrar la pequeña incisión.

A su parecer, este sistema conlleva "múltiples ventajas", especialmente porque evita molestias innecesarias a los pacientes, reduciendo los pequeños riesgos que eran inherentes a la intervención anterior, al tiempo que se consigue una "gran ventaja de ahorro" de recursos.

DISPOSITIVO DISCRETO

El monitor Reveal LINQ ICM es tan discreto que la mayoría de los pacientes no sabrán que lo llevan y pueden seguir con sus vidas sin la interrupción o incomodidad de un dispositivo. Aunque el dispositivo esté miniaturizado no compromete su habilidad para monitorizar el corazón del paciente durante varios años, incluso proporciona memoria de datos adicional para mejorar el diagnóstico.

Situado justo debajo de la piel a través de una incisión de menos de un centímetro en la zona superior izquierda del pecho, el Reveal LINQ ICM es, a menudo, casi invisible a la vista una vez inyectado. El dispositivo se coloca utilizando una técnica mínimamente invasiva, que simplifica el procedimiento para médicos y pacientes. También es compatible con resonancia magnética, por lo que el paciente puede someterse a una si fuera necesario.

Tal y como ha explicado el presidente de CRDM y vicepresidente de Medtronic (empresa que ha desarrollado el dispositivo), Pat Mackin, este sistema de monitorización miniaturizado es el resultado de muchos años de trabajo en el desarrollo del producto por parte de ingenieros centrados en reducir el tamaño de los dispositivos a la vez que mejoran su potencia y los beneficios para el paciente.

"Esta es la tecnología más innovadora para pacientes que necesiten un monitor cardiaco y queremos proporcionarles la tecnología más avanzada y con una técnica lo menos invasiva posible", ha afirmado.

En colaboración con médicos, investigadores y científicos líderes de todo el mundo, Medtronic ofrece una "amplia" gama de tecnología médica innovadora para el tratamiento intervencionista y quirúrgico de la enfermedad cardiovascular y arritmias cardíacas.