La importancia de un diagnóstico rápido en la sepsis

Cuidados intensivos, UCI, hospital
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / KUPICOO
Publicado 16/07/2018 8:15:12CET

   MADRID, 16 Jul. (EDIZIONES) -

   La sepsis o septicemia es una afección médica grave, causada por una respuesta inmunitaria fulminante a una infección. El cuerpo libera sustancias químicas inmunitarias en la sangre para combatir la infección. Estas sustancias desencadenan una inflamación generalizada, que produce coágulos de sangre y fugas en los vasos sanguíneos.

   "Como resultado, se altera la circulación sanguínea lo que, a su vez, priva a los órganos de nutrientes y oxígeno, y causa daños en los órganos. En casos graves, se presenta insuficiencia de uno o varios órganos. En los peores casos, la presión sanguínea disminuye, el corazón se debilita y el paciente se precipita a un choque septicémico. Una vez sucede esto, rápidamente varios órganos (los pulmones, los riñones, el hígado) pueden dejar de funcionar y el paciente puede morir", explica el departamento de Salud de los Estados Unidos.

   Por ello, la sepsis es uno de los mayores desafíos en los hospitales, en donde es una de las principales causas de muerte. También es uno de los principales motivos por los que las personas deben reingresar en el hospital. La sepsis se presenta de modo imprevisible y puede avanzar rápidamente, por lo que un diagnóstico rápido y a tiempo es esencial.

   En concreto, hay muchos tipos de microbios que pueden causar sepsis, incluso las bacterias, los hongos y los virus; sin embargo, las bacterias son la causa más frecuente. En muchos casos, los médicos no pueden identificar la fuente de infección y hasta ahora se llegaba a tardar hasta día y medio en detectar el origen de la infección.

   En España, la sepsis afecta a 50.000 personas cada año, de la cuales mueren 17.000, una cifra 13 veces superior a los fallecidos por accidentes de tráfico. "Se trata de una afección tiempo dependiente en la que cada hora de retraso en la correcta administración de antibióticos se asocia a una disminución de la supervivencia del 7,6%", según resalta el Hospital Universitario de La Princesa (Madrid).

   En una entrevista con Infosalus, Laura Cardeñoso, jefe del servicio de Microbiología del citado centro hospitalario, destaca en una entrevista con Infosalus que se trata de un proceso "muy grave" donde el diagnóstico debe ser rápido y certero.

   Por ello, defiende que cualquier avance en el proceso de detección del origen de la infección es vital, para que el médico adecúe el tratamiento médico lo antes posible en el paciente, ya que si no se puede producir una repercusión importante.

    "Se trata de una infección con una altísima mortalidad, por encima del infarto de miocardio, de los accidentes de tráfico, y de los cánceres más comunes, lo que a su vez conlleva unos altos costes económicos y personales", advierte, a la vez que apunta que en el mundo mueren entre 100 y 150 casos por cada 100.000 habitantes.

LA RAPIDEZ DEL DIAGNÓSTICO ES VITAL

   La jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid destaca así que lo más importante con un paciente que padece de sepsis es realizar un diagnóstico lo antes posible, identificar el microorganismo en esa sangre, a través de hemocultivos. "Hay que ver qué microorganismos producen esa sepsis para saber la sensibilidad antibiótica, y de forma rápida aplicar el antibiótico que sea más indicado para evitar la progresión del microorganismo", añade.

   Según cuenta la experta, en todo este proceso de diagnóstico hasta ahora no se podía disipar antes de las 36 horas el origen de la infección, hasta hace un año aproximadamente, que se empleó nueva herramienta que permitía conocer estos resultados un día antes, que los otros métodos.

   Así, en 2014 se aprobó el Código Sepsis, un protocolo nacional de actuación avalado por 15 sociedades científicas para dar una respuesta temprana y multidisciplinar a esta afección mejorando la supervivencia y los resultados en el manejo de la sepsis.

   El Hospital Universitario de La Princesa inició la implantación del Código Sepsis en ese mismo año y el servicio de Microbiología ha sido el primero Europa en incorporar una nueva herramienta diagnóstica, que permite reducir el tiempo de respuesta en la adecuación del tratamiento antibiótico ante un posible caso de sepsis.

   De hecho, desde el propio centro hospitalario resaltan que, ante un posible caso de sepsis, se activa el protocolo Código Sepsis y, una vez que el hemocultivo del paciente se positiviza, la nueva herramienta permite identificar los patógenos causantes de la infección en tan solo 90 minutos, y alrededor de 5 horas después informa los resultados de sensibilidad antibiótica del patógeno, 28 horas menos que el sistema convencional.