A dos pacientes de alto riesgo en cirugía a corazón abierto

Implantan por primera vez en España una válvula aórtica reposicionable

 Servicio De Hemodinámica De Policlínica Gipuzkoa
SERVICIO DE HEMODINÁMICA DE POLICLÍNICA GIPUZKOA
Actualizado 06/10/2014 21:53:04 CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Hemodinámica de Policlínica Guipúzcoa ha realizado el primer implante en España de una nueva válvula aórtica cardiaca reposicionable, a dos pacientes con perfiles de alto riesgo para la cirugía a corazón abierto.

"Hasta ahora teníamos unas válvulas que decíamos de primera generación, que han ido evolucionando, y ahora han salido estas nuevas válvulas que tienen la ventaja de que pueden ser recuperables en cualquier momento del procedimiento. Por eso les llamamos 'reposicionables'", ha explicado el jefe del Servicio de Hemodinámica del centro hospitalario, el doctor Mariano Larman, quien ha liderado la intervención, realizada el miércoles 23 de abril.

Es decir, ha añadido, "si estás implantando la válvula y no te gusta la posición, la puedes cambiar. Incluso, antes de la implantación final, te la puedes llevar completamente, si ves que no te gusta cómo está posicionada y la puedes sacar y poner otra. Esto hasta ahora no era posible y, como médico, nos aporta mucha más seguridad en el momento de la implantación. Esta es su principal ventaja".

Las válvulas aórticas percutáneas suponen una alternativa única y eficaz para los pacientes con estenosis aórtica grave y considerados no aptos para el reemplazo valvular aórtico mediante cirugía abierta. La intervención se ha realizado mediante un cateterismo a través de la arteria femoral, es decir, una incisión simple en la ingle para introducir el catéter que lleva incorporada la válvula.

El primer paciente al que se le ha colocado la nueva válvula es un hombre de 85 años, natural de la localidad guipuzcoana de Aizarnabal, que presentaba perfiles de alto riesgo para la cirugía. "Se fatigaba mucho desde hace un año, ya que padecía una estenosis aórtica severa, con mucha disnea, por encontrarse la válvula aórtica muy cerrada, por lo que la indicación era cambiarle la válvula. Pero la cirugía en su caso tenía un riesgo alto, por su edad, y las co-morbilidades que presenta", ha explicado el cardiólogo.

"Es por eso que le hemos implantado una válvula aórtica por vía percutánea desde la pierna, con la ventaja de que además, por primera vez, disponemos de unas válvulas que son reposicionables, facilitando la correcta implantación", ha añadido.

El segundo paciente ha sido una mujer de 76 años, natural de Lazkao, con estenosis aórtica pero con una gran afectación del músculo del corazón y que presentaba además una gran hipertensión pulmonar, con una fracción de eyección del corazón muy deteriorada, con tan solo el 30 por ciento.

Ambos pacientes fueron intervenidos con la misma técnica, mediante la implantación de esta novedosa válvula aórtica reposicionable por vía percutánea, y en apenas dos horas fueron trasladados a la UCI para su completa recuperación.

Los pacientes se recuperaron con normalidad y en 4 días recibieron el alta hospitalaria. En todo caso, "tras la implantación de la válvula, la mejoría que refieren los pacientes es muy rápida y la notan enseguida, en las primeras veinticuatro horas", ha añadido.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter