Una guía establece varias etapas para garantizar proyectos colaborativos entre la farmacia comunitaria y la hospitalaria

Farmacia
FLICKR
Publicado 25/05/2018 11:20:23CET

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Farmacia Familiar (SEFAC) y la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) han presentado una guía que enumera siete etapas para iniciar proyectos colaborativos entre ambas, implantarlos de forma adecuada y obtener resultados medibles.

El documento, 'La farmacia ante la continuidad asistencial. Guía para la implantación de proyectos de cooperación entre la farmacia hospitalaria y la farmacia comunitaria', prevé identificar necesidades y socios potenciales y compartir la idea internamente con ellos, además de formalizarla en un documento que especifique objetivos y beneficios.

También, la guía recomienda constituir una red de profesionales que comprendan los objetivos, la modalidad de trabajo y los beneficios y el compromiso del proyecto. En cuarto lugar, el proyecto habría de conceptualizarse con los socios con ciertos contenidos, como el objetivo o la población diana.

Continua con la realización de una formación conjunta, acreditada por SEFAC y SEFH, que comprenda un área de conocimiento sobre patologías seleccionadas, tipología de pacientes y características de medicamentos, pero también aquellos aspectos imprescindibles para la buena gestión clínica de los pacientes.

Además, contempla poner en marcha la intervención, con el apoyo dinamizador que recoja incidencias y modifique aquellos aspectos que puedan entorpecer el desarrollo del proyecto.

Por último, la guía recomienda registrar, marcar indicadores y evaluar para permitir una mejora continua del proyecto. Con frecuencia trimestral se compartirán resultados del seguimiento para determinar oportunidades de mejora.

El documento refleja que la falta de continuidad asistencial entre diferentes ámbitos puede suponer riesgos para la salud del paciente, por lo que la cooperación inter e intraniveles es un elemento imprescindible para garantizar la continuidad asistencia después de cualquier transición.

La segunda parte de la guía está compuesta por un ejemplo concreto de proyecto colaborativo sobre insufiencia cardíaca en pacientes polimedicados, y detalla una serie de requisitos para la implantación de proyectos colaborativos.

Son la formación conjunta, un proceso de atención definido, un paciente informado del proceso de actuación integral, un programa conjunto de seguimiento, la acreditación de profesionales y la realización de un piloto escalable.

Es deseable, asimismo, la adaptación del modelo CMO -Capacidad, Motivación, Oportunidad-, de atención farmacéutica, el acceso a la historia clínica compartida, la trazabilidad de pacientes y tratamientos, el uso intensivo de las 'TIC' y la compartir registros comunes.

El documento, presentado en el VIII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, supone la plasmación por escrito de la creciente de voluntad de farmacéuticos que creen en la cooperación, más allá de modelos de autorización de medicamentos que los sitúan en el hospital o en la farmacia comunitaria.

Esta voluntad ya se había plasmado previamente por parte de SEFAC en el informe '15 retos para el presente y futuro de la farmacia comunitaria', que planteaba cuestiones de continuidad asistencial y cooperación para fortalecer la farmacia de servicio, y por la SEFH, en su informe '10 temas candentes de la Farmacia Hospitalaria'.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.