Por las creencias en el rural

Galicia.- Sanidade colabora con la Iglesia para reducir las negativas familiares a donar órganos

Actualizado 12/01/2011 15:21:22 CET

Unas 400 personas esperan por un órgano en la Comunidad gallega, 330 de ellas por un riñón

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Sanidade colabora con la Iglesia en Galicia para reducir la tasa de negativas familiares a la donación de órganos, que en 2010 se situaba en el 28,6 por ciento --frente al 29% de 2009--, para que en las parroquias de las zonas rurales se explique que la religión católica no está en contra de esta práctica.

Así lo ha explicado la directora de Asistencia Sanitaria, Nieves Domínguez, en la rueda de prensa de presentación del balance de 2010 sobre trasplantes y donación en Galicia al hacer referencia a un estudio realizado por el Sergas en colaboración con la Facultad de Psicología de Santiago sobre las negativas familiares a la donación de órganos en Galicia.

Domínguez ha comentado que tienen contacto con los responsables de pastoral de la Iglesia en Galicia para trabajar en este tema ya que, entre otros aspectos, algunos de los encuestados en el estudio, sobre todo del rural, han apuntado motivos vinculados con la religión para no donar órganos de familiares. Así, ha subrayado que en el 90 por ciento de los casos influyen las creencias y en un 18 por ciento la desconfianza.

De este modo, la directora de Asistencia Sanitaria ha resaltado que cuentan con el "compromiso" de la Iglesia para que en las homilías o en la información que se difunda en las parroquias "hacer explícito" que la religión no se opone a la donación. "Ellos lo tienen muy claro y la población no lo percibe como tal", ha manifestado Domínguez, que ha añadido que Sanidade "trabaja de forma explícita" con ellos.

El estudio sobre negativas destaca la importancia de las creencias en la sociedad rural gallega, relacionadas con el culto a la muerte. Entre los principales argumentos esgrimidos para las negativas, se incluyen los relacionados con el trato al cadáver --desfiguración, abandono del fallecido, o tardanza en recuperar el cuerpo--; dar a la persona por muerta antes de tiempo, el tráfico de órganos, o qué pensarán otros familiares o vecinos.

Asimismo, este estudio refleja que no hay relación entre estar satisfecho o no con el sistema sanitario y ser donante y señala que las personas con estudios superiores son más proclives a donar órganos, estableciendo un perfil de mujer joven --de entre 44 y 51 años--.

TASA DE DONACIÓN

En cuanto al balance de 2010, los hospitales del Sergas realizaron un total de 281 trasplantes de órganos, de ellos 131 de riñón -- de estos 19 de donante vivo--, 76 de hígados, 46 de pulmón, 23 de corazón y cinco de páncreas. La tasa se sitúa en 30,4 donantes por millón de personas --la misma que en 2009--, superior a la de la UE, que es de 18,1.

Esta cifra supone un tres por ciento más de este tipo de intervenciones que en 2009, cuando se llevaron a cabo 272. Además, Domínguez ha resaltado el fomento de la donación entre personas vivas, que en Galicia supone una tasa del 14,5 por ciento, frente al 10,7 de la media estatal.

De este modo, Galicia es la quinta comunidad española en la que más trasplantes se hicieron en 2010, con un número de donantes de órganos cadáver igual que el de 2009, de 85 --de ellos 45 en la provincia de A Coruña, 10 en Lugo y 30 en Pontevedra--, lo que sitúa a Galicia como séptima comunidad en España, según Sanidade. En cuanto a los trasplantes combinados, fueron un total de siete: dos hepato-renales y cinco de páncreas-riñón.

En total, desde que se realizó la primera intervención en 1981 y hasta el 31 de diciembre de 2010 se llevaron a cabo en Galicia un total de 5.468 trasplantes de órganos --2.986 de riñón, 1.452 de hígados, 618 de corazón, 335 de pulmón y 77 de páncreas--.

PERFIL DEL DONANTE

Sobre el perfil del donante, Domínguez ha apuntado que las causas de muerte de los donantes reflejan la constante disminución de los accidentes de tráfico, que en 2010 fue del 5,9 por ciento, mientras que en el año 2000 ascendía al 20 por ciento.

Los principales motivos de la muerte de los donantes fueron en 2010 los accidentes cardiovasculares (68,2%), y los traumatismos craneoencefálicos que no fueron consecuencia de un siniestro de circulación (15,3%).

La edad media fue de 56,7 años, si bien casi el 70 por ciento tenían más de 50 años y un 18,8 por ciento más de 75 años, reflejo del perfil de la sociedad gallega. Por grupos, el 71% de los donantes eran menores de 30 años; el 23,5% se situaban entre los 30 y 50 años; el 28% tenían entre 50 y 65 años; y el 22,4% entre los 65 y 75 años.

LISTA DE ESPERA

Según los datos de la Consellería de Sanidade, 412 personas esperan un trasplante en Galicia, de ellas 330 por un riñón, 23 por un pulmón, 41 por un hígados y tres por un corazón.

Con todo, Nieves Domínguez ha realizado un "agradecimiento expreso" a los donantes y sus familias que en un "momento difícil" tienen la generosidad de "regalar vida". Además, ha hecho un reconocimiento a la labor de los profesionales y ha animado de donar, para lo que ha considerado fundamental las campañas de divulgación y la promoción de la donación entre los más pequeños.

El año pasado se recibieron en la Oficina de Coordinación de Trasplantes 5.211 nuevos carnés, lo que hace un total de más de 78.000 tarjetas de donantes en Galicia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter