Contador

'BLUE THINKING' Y 'LANCELOT'

Fundación Orange impulsa dos proyectos de innovación tecnológica dirigidos a personas con autismo

Niño, autismo, ventana
GETTY
Publicado 03/07/2017 13:18:29CET

   MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Fundación Orange ha dado a conocer la resolución de su 'Convocatoria de proyectos- soluciones digitales para autismo', por la que se impulsarán dos nuevos proyectos de innovación tecnológica para personas con autismo, con el objetivo de dar apoyo a nuevas soluciones tecnológicas, creativas e innovadoras que ofrezcan una respuesta pragmática a las necesidades de estas personas y sus familias, para así mejorar su calidad de vida.

   Uno de estos proyectos es 'Blue Thinking', impulsado por la Universidad Rey Juan Carlos y la Asociación Alenta, por el que se pretende desarrollar una aplicación accesible cognitivamente que permita a la persona con trastorno del espectro autista (TEA) aprender programación a la vez que se ejercitan y fortalecen las funciones ejecutivas, en una 'app' destinada a niños y adolescentes con o sin autismo de 6 a 16 años, de forma que pueda conformarse como un recurso inclusivo para escuelas e institutos que incorporan asignaturas de programación en sus planes de estudio.

   Además, la aplicación, que contará con personas con autismo en el diseño y desarrollo de la misma, pretende ser una herramienta para fortalecer las funciones ejecutivas en contextos de intervención (planificación, monitorización y resolución de problemas) además de una vía para fomentar el trabajo en equipo (habilidades sociales, toma de decisiones conjunta, competencias de inhibición y autorregulación, etc).

   El otro proyecto que impulsará Fundación Orange es 'Lancelot', una iniciativa presentada por el Centro Universitario de tecnología y Arte Digital (U-TAD) y la Asociación Pauta, que propone una solución para la intervención y tratamiento de las fobias en personas con autismo combinando del uso de la realidad virtual y de sensores de biofeedback.

    De esta manera, a través de una pulsera, se podrá medir el nivel de estrés a partir del ritmo cardíaco, la conductividad de la piel, la temperatura o los movimientos de la mano, y estos datos, junto con un entorno controlado que permite la realidad virtual, con una recreación realista pero sin sensación de peligro y con un control absoluto, se pretende que sea una herramienta útil para los profesionales que trabajan con las personas con autismo en el tratamiento de fobias o impactos de estrés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter