Fisioterapeutas resaltan que la masoterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente con fibromialgia

Publicado 11/05/2018 12:31:12CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) ha resaltado que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente con fibromialgia, a través de técnicas como la masoterapia - masajes- en marco del Día Mundial de la Fibromialgia, que se celebra este sábado.

A su vez, los fisioterapeutas han señalado que también pueden ayudar a mejorar la salud del paciente con la terapia manual, y el control del esquema corporal, manteniendo así unas posturas adecuadas, jugando un papel muy importante el conocimiento y aprendizaje de la ergonomía e higiene postural.

A esto se le añade la práctica de ejercicio terapéutico, ya que mejorar la condición física mediante actividad física aeróbica como caminar o montar en bicicleta de paseo, ejercicios en el agua, ejercicios de fortalecimiento y flexibilización suaves.

En este sentido, los fisioterapuetas han explicado que la fibromialgia se caracteriza por dolor crónico musculoesquelético generalizado, debilidad muscular, fatiga, dificultad en el sueño y cambios en el estado de ánimo, entre otros síntomas, y es considerada como "paradigma del dolor crónico", debido a un mal funcionamiento del sistema nervioso.

La Organización Mundial de la Salud reconoció la enfermedad en el año 1992, por lo que en 2017 se cumplieron 25 años de dicho reconocimiento, efeméride en la que los afectados reivindicaron aspectos como el reconocimiento social, mayor investigación, mejora de la atención sanitaria, la adaptación de los puestos de trabajo, así como unas prestaciones sociales justas.

La fibromialgia afecta a más de un 5 por ciento de la población general, con una especial incidencia, de más del 90 por ciento, en mujeres. La diversidad de sus síntomas hace que el diagnóstico sea complicado y tardío, agravando las consecuencias de la enfermedad, sobre todo a nivel psicológico, con problemas como la ansiedad e incluso la depresión, han recordado.

Por otro lado, el síndrome de fatiga crónica, asociado a esta enfermedad implica un desarreglo bioquímico que provoca una gran fatiga física y mental, que afecta al desarrollo de una vida normal por parte del paciente y no se ve mitigada con el descanso habitual, han concluido los fisioterapeutas.