Finaliza la epidemia de gripe en España, que suma ya 839 muertes

Gráfica sobre la evolución de la gripe en España
EP DATA
Actualizado 23/03/2018 17:51:38 CET

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La actividad de la gripe en España ha bajado una semana más, hasta los 41,3 casos por 100.000 habitantes, y la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III ha dado por finalizada la epidemia de esta temporada, en la que se han registrado ya 839 muertes confirmadas por el virus, que la convierten en la más letal de los últimos años.

Así se desprende del informe del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España relativo a la semana del 12 al 18 de marzo, que constata como la enfermedad es ya esporádica o nula en la mayoría de las redes, excepto en Baleares y Navarra, donde es local, y en Aragón, Castilla y León, País Vasco y La Rioja, donde todavía es epidémica.

De hecho, la comunidad riojana es la región más castigada en esta última semana, con 124 casos por 100.000 habitantes, seguida de Castilla y León (110,2), Aragón (67,7), País Vasco (62,6), Cataluña (60,2), Melilla (55,6), País Vasco (55,4), Canarias (48,7) y Ceuta (44,3).

Ya por debajo de la media nacional estarían Asturias (38,1), Castilla-La Mancha (35,7), Extremadura (30,4), Baleares (27,4), Cantabria (20,7), Andalucía (19,5), Madrid (17,9) y Comunidad Valenciana (8,5), mientras que de Galicia y Murcia no se especifican datos. Además, la afectación de la enfermedad en esa semana es mayor en los menores de 15 años.

El pico máximo de esta temporada se registró en la tercera semana de enero, cuando se alcanzaron los 290,4 casos por 100.000 habitantes, que de hecho ha sido la tasa semanal de incidencia más elevada de las tres últimas temporadas.

El informe recoge también 48 nuevas defunciones de casos graves hospitalizados confirmados de gripe, distribuidas entre las semanas previas, que elevan a 839 el número total de muertes en lo que va de temporada.

UN 99% MÁS DE MUERTES QUE EN TODA LA TEMPORADA ANTERIOR

Estos fallecimientos representan un 99,2 por ciento más que las 421 contabilizadas durante toda la temporada anterior y la convierten en la epidemia más letal de los últimos años en España, por delante incluso de la pandemia de gripe A (H1N1) de 2009, que causó 271 muertes.

Este exceso de fallecimientos de este año "por encima de lo esperado" se concentra fundamentalmente en los mayores de 64 años, y coincidió tanto con la fase de ascenso de la epidemia gripal, como con una ola de frío registrada en España en las últimas semanas.

De todas las muertes un 63 por ciento están asociadas al virus B, el 85 por ciento eran mayores de 64 años y, de hecho, la mediana de edad era de 82 años. El 98 por ciento presentaban factores de riesgo, el 53 por ciento desarrolló una neumonía y el 28 por ciento habían ingresado en UCI. Y de los 725 casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 49 por ciento no se habían vacunado.