Participan Semfyc y la UPF

Finaliza el desarrollo del proyecto europeo 'Kristina', un agente virtual que mejora la atención sanitaria a inmigrantes

Publicado 30/01/2018 18:28:21CET

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'Kristina', liderado por un consorcio de diferentes entidades de la Unión Europea coordinadas por los grupos de investigación universitarios, entre los cuales se encuentran el Grupo de Investigación en Tratamiento Automático del Lenguaje Natural y el Grupo de Investigación en Tecnologías Interactivas de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, así como la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), ha finalizado su desarrollo como un agente humano virtual creado para mejorar la atención sanitaria y la integración social de los colectivos en riesgo de exclusión.

El proyecto europeo, financiado por la Unión Europea e incluido dentro del programa estratégico de inversiones Horizon 2020, ha servido para unir los esfuerzos de países como Alemania, Holanda, Grecia o España a la hora dar una respuesta europea conjunta a la necesidad de adaptación de los colectivos de inmigrantes a los sistemas de salud de dichos países.

'Kristina' puede dar información respecto al funcionamiento administrativo de la sanidad del país donde viven, dar consejos y recursos informativos disponibles en la red y permitir a los pacientes conocer cuando es imprescindible visitar a sus médicos de familia.

Además, está pensado para ayudar a aquellos ciudadanos con más problemas de comunicación y adaptación a la sociedad europea. No se trata de sustituir al médico, si no de crear una herramienta complementaria que ayude en la lengua materna del usuario, que en el caso de esta versión del avatar es el turco, el polaco, el alemán, el español y el árabe.

"La mejor definición del avatar es la de un agente humano virtual experto en cuestiones sanitarias y que está especialmente dirigido a las personas migradas con problemas para integrarse. Efectivamente, las personas migradas que viven en las sociedades europeas a menudo no dominan la lengua propia del país de acogida. Este hecho, sumado a las diferencias culturales obvias, hace que las personas migradas puedan tener dificultades para conseguir información sobre su salud o sobre cómo cuidar a los miembros mayores de sus familias", ha dicho el coordinador de 'Kristina' e investigador de la UPF, Leo Wanner.

El trabajo realizado se ha focalizado en el objetivo que el asistente tenga capacidad para mantener una conversación aportando respuestas a una velocidad coloquial, reconozca las emociones en la voz, la cara y la postura del cuerpo, así como los condicionantes culturales de la persona con la que esté dialogando.

ORIENTADO A DISTINTOS PERFILES DE COMUNIDADES EN EUROPA

Las personas migradas sobre las que ha estado trabajando el proyecto 'Kristina' son los cuidadores de origen polaco en Alemania, una comunidad muy grande que, mayormente, se encarga del cuidado de la gente mayor. También se han abordado los casos de ciudadanos de origen turco que viven en el país germánico y que representan una gran parte de la población.

En el caso de España, se ha trabajado sobre todo haciendo entrevistas a personas de las comunidades de inmigrantes del norte de África. También se han realizado entrevistas en castellano a personas nativas emulando las consultas típicas que se suelen realizar ante el médico de familia durante una visita.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.