FACME denuncia la "grave situación" de los médicos nicaragüenses y pide atender a los pacientes "sin discriminación"

Cáritas ayudando a la población de Nicaragüa
CÁRITAS
Publicado 16/08/2018 11:58:14CET

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Sociedades Científico Médicas de España (FACME), que incluye a 43 sociedades, ha denunciado en un comunicado la "grave situación" que atraviesa el colectivo médico de Nicaragua, al tiempo que ha hecho un llamamiento a las autoridades de salud del país para que se atienda a los pacientes "sin distinción ni discriminación, con la mayor calidad de atención posible y los más altos valores éticos".

FACME, que ha mostrado su "absoluta solidaridad" con los médicos porque "actualmente ven impedido el más elemental ejercicio humanitario de atender a los heridos", también ha condenado los despidos laborales "arbitrarios y masivos" de los médicos y trabajadores de la salud. Según indican, esta circunstancia ha comprometido la defensa de la vida y los seres humanos heridos durante las protestas cívicas que comenzaron en abril de este año y que contabilizan más de 300 muertos y más de 1.200 heridos.

Además, la federación también ha querido reconocer su respaldo a los médicos que se han visto obligados "al autoexilio por persecución y amenazas de muerte por atender a los heridos", incluidos, según puntualizan, "miembros de la Junta Directiva de la Asociación Médica Nicaragüense".

Por ello, en el comunicado también han demandado la "liberación inmediata" de los médicos y personal de salud "retenidos en las instalaciones policiales y el cese de la persecución, estigmatización y criminalización del ejercicio médico".

Han recordado la Resolución 2286 de 2016 de la Organización de Naciones Unidas, aprobada por el Consejo de Seguridad, que señala que en una situación de conflicto armado, el personal sanitario tiene el deber de prestar servicios médicos competentes con plena independencia profesional y moral.

Por otra parte, la resolución también especifica que se observarán las normas aplicables del derecho internacional humanitario, según las cuales no se castigará a nadie por haber ejercido una actividad médica conforme con la deontología.

Finalmente, la FACME ha manifestado su apoyo a otros comunicados de denuncia de esta situación, como el de la Asociación Médica Mundial o el de la Confederación Médico Latino Iberoamericana y del Caribe (CONFEMEL).