Expertos reclaman que obesidad y cirugía bariátrica sean incluidas en listas de priorización de los sistemas sanitarios

Publicado 25/04/2018 13:04:33CET

MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Varios expertos reunidos en la mesa redonda 'Actividad, Situación y Gestión de las Listas de Espera en Cirugía Bariátrica', que ha tenido lugar en el marco del XX Congreso Nacional de la Sociedad Española de la Cirugía de la Obesidad (SECO), han reclamado que la obesidad y la cirugía bariátrica sean incluidas en las listas de priorización de los sistemas sanitarios.

La obesidad es la segunda causa de muerte evitable en los países desarrollados, solo superada por el tabaquismo. En España, casi un 40 por ciento de adultos y uno de cada cuatro niños tienen sobrepeso. Además, el 16,6 por ciento de la población es obesa y alrededor de un 2 por ciento padece obesidad mórbida 1. Así, en los últimos 25 años la prevalencia de estos problemas ha aumentado rápidamente en nuestro país, duplicándose el número de obesos y cuadruplicándose el de obesos mórbidos.

Esta enfermedad crónica facilita, además, la aparición de otras enfermedades como la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial, la elevación de los niveles de grasas en la sangre, la apnea del sueño, la degeneración de las articulaciones y una larga lista de otras patologías, que afectan gravemente a la calidad de vida y aumentan las posibilidades de sufrir lesiones cardiovasculares, cáncer y muerte prematura.

El origen de este aumento de la obesidad está, según señalan los expertos, en el fácil acceso a alimentos con alto contenido calórico, la pérdida de la dieta mediterránea o el sedentarismo, tanto en niños como en adultos, del estilo de vida actual.

CIRUGÍA BARIÁTRICA: NECESIDAD DE REDUCIR LAS LISTAS DE ESPERA

La cirugía bariátrica o de la obesidad está indicada según criterios aceptados internacionalmente, para pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 40 o mayor de 35 con enfermedades asociadas.

Se trata, según han apuntado los expertos, del único tratamiento con resultados permanentes en la actualidad, siendo "coste efectivo" en pacientes con obesidad grave o mórbida, ya que incorpora "ventajas clave" para los pacientes y los profesionales sanitarios al controlar las enfermedades asociadas y disminuir la mortalidad por obesidad, además de reducir las complicaciones a medio-largo plazo.

De acuerdo con una encuesta llevada a cabo por la SECO, en España se realizaron en el año 2016 cerca de 6.000 operaciones de cirugía bariátrica, de las que 2.500 fueron bypass gástricos y unas 2.100
gastrectomías verticales o mangas gástricas, cuando se estima que deberían intervenirse el doble para mejorar la accesibilidad y la equidad entre CCAA.

"Esto supone un pequeño porcentaje de los pacientes que son susceptibles de operarse mediante esta intervención, lo que provoca listas de espera muy largas para esta patología en los hospitales públicos", ha indicado el doctor Felipe de la Cruz Vigo, Jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y Profesor de Cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense.

En la encuesta realizada por la SECO, contestaron 47 hospitales públicos que tenían una demora media de 400 días, aunque había pacientes que llegaban a esperar hasta cinco años. "Si se tiene en cuenta que la espera media nacional en cirugía general es de 84 días, se
demuestra que estamos muy lejos respecto a las cirugías bariátricas que se llevan a cabo anualmente en otros países, como Francia (20.000) o Italia (10.000)", ha aseverado el doctor Juan Carlos Ruiz de Adana, Coordinador de la Unidad de Obesidad del Hospital Universitario de
Getafe.

Durante la mesa redonda, patrocinada por Johnson & Johnson Medical Devices, el doctor Joaquín Ortega, Jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Clinico Universitario de Valencia, ha expuesto la historia de "éxito" que se ha llevado a cabo con la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana en este sentido.

"Hemos enviado a la Consejería un informe con datos sobre la necesidad de reducir las listas de espera en este tipo de operaciones y hemos recibido una buena cogida, aunque el único resultado tangible por el momento ha sido la puesta en marcha de un programa de formación", ha señalado el doctor, quien añade que "la solución pasa por aumentar el número de cirugías bariátricas, por una mayor actividad en las unidades existentes o por la incorporación de nuevos hospitales".

MAYOR IMPLICACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN Y CRITERIOS MÉDICOS-QUIRÚRGICOS DE PRIORIZACIÓN

Por ello, los expertos han reclamado una mayor implicación de las autoridades sanitarias y del Sistema Público de Salud, mediante una mayor oferta que incluya "más recursos humanos, estructurales y técnicos para aportar a los pacientes que necesiten este eficaz tratamiento en
unos plazos de espera razonables". Así, consideran que la obesidad y la cirugía bariátrica deben ser incluidas en las listas de priorización de los diferentes sistemas de atención sanitaria, tanto pública como privada.

"Además, se deben incrementar el número de unidades multidisciplinarias y de profesionales sanitarios para llevar a cabo la atención a estos pacientes, de forma multidisciplinar, incluyendo
a cirujanos, endocrinólogos, internistas, psicólogos, nutricionistas", ha afirmado el doctor Antonio Torres, Catedrático de Cirugía de la Universidad Complutense de Madrid, Jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Clínico San Carlos y Director de la Unidad de Tratamiento
Multidisciplinar de la Obesidad del Hospital Madrid Montepríncipe.

En la actualidad, aunque hay marcadores y fórmulas que orientan cómo priorizar a los pacientes que precisan de una cirugía bariátrica, no existen unos criterios prestablecidos en la sanidad pública en España en este sentido, según ha comentado el doctor Antonio Torres. "El criterio más importante sería el estado de gravedad del paciente, además de las comorbilidades y el peso que tienen, ya que cuanto más se retrase la cirugía más complicaciones pueden surgir y más mortalidad tiene el paciente en la lista de espera", ha añadido.

Por su parte, el doctor Juan Carlos Ruiz de Adana, ha añadido que "es necesario contar con registros oficiales de la accesibilidad que tienen los pacientes mórbidos a la cirugía bariátrica, tanto nacionales como estratificados por Comunidades Autónomas, para poder hacer una adecuada planificación que vaya acompañada de una racionalización y priorización de las indicaciones de cirugía y una auditoria de resultados y costes económicos".