Expertos y pacientes lanzan una campaña para "romper el silencio" en torno al cáncer de ovario

Presentación de una campaña de ASACO para romper el silencio
ASACO
Publicado 08/05/2018 13:20:16CET

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Ovario, que se celebra este martes, expertos y pacientes han presentado la campaña #rompamoselsilencio, cuyo objetivo es incrementar la concienciación en torno al cáncer de ovario en general y sus síntomas en particular.

Desarrollada mediantes dos vídeos y mensajes 'online', la campaña está protagonizada por mimos (figuras típicamente asociadas al silencio), que 'rompen' su mutismo para concienciar sobre la importancia de un diagnóstico precoz y dar a conocer los síntomas del cáncer de ovario, entre los que destacan la distensión abdominal, el dolor pélvico o abdominal, urgencia o mayor frecuencia al orinar, falta de apetito o saciedad que aparece rápidamente, y sensación de cansancio constante.

En la presentación de la campaña han participado el presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario y jefe de Servicio de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid, Antonio González; la presidenta de la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO); y la directora general de Tesaro en España, Maite Díaz.

El doctor González ha comenzado la presentación exponiendo algunos datos sobre la enfermedad, sus consecuencias y la importancia de un diagnóstico precoz para reducir considerablemente el índice de mortalidad. Por ejemplo, ha expuesto que el cáncer de ovario es el séptimo tumor maligno más frecuente entre las mujeres, con unos 3.400 nuevos casos diagnosticados cada año en España, lo que hace una media de nueve o diez mujeres afectadas al día.

"En aproximadamente el 80 por ciento de los casos el diagnóstico se produce en un momento tardío", ha señalado González, a lo que la presidenta de ASACO ha añadido que los plazos suelen ser de un mes y medio para el diagnóstico como pronto e, incluso, hasta seis meses desde que se detectan los primeros síntomas.

Precisamente detectar estos primeros síntomas ha sido un punto en el que el doctor ha incidido durante su exposición. Así, ha elaborado un perfil de la mujer que suele ser diagnosticada de la enfermedad, de entre 45 y 65 años. "Si se tiene dificultad para la digestión, pesadez abdominal o pélvica, o se hincha el vientre durante 3 o 4 semanas hay que acudir al médico urgentemente", ha comentado González, quien ha reclamado más formación en médicos de Atención Primaria para que "tengan en la cabeza" que estos síntomas, que normalmente son producto de una simple gastritis, también pueden esconder una enfermedad mucho más grave como el cáncer de ovario si persisten el tiempo.

ENTRE EL 70 Y EL 80% DE LOS CASOS SE DETECTA EN FASES AVANZADAS

En este punto, ha recordado que confundir el cáncer de ovario con otras patologías más leves conlleva que entre el 70 y el 80 por ciento de los diagnósticos se produzcan en fases avanzadas de la enfermedad, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

En la misma línea, ha recalcado la importancia que puede tener en la supervivencia si las mujeres diagnosticadas son operadas por un equipo especializado en la enfermedad en centros acreditados para ello, así como seguir un tratamiento médico fijado y evaluado por médicos expertos en la materia. "Si se cumplen estos dos puntos la supervivencia aumenta hasta un 50 por ciento", ha asegurado el doctor, recordando a las mujeres que con una ecología al año "no sirve" para prevenir la enfermedad, ya que "se desarrolla muy rápido".

Por su parte, la presidenta de ASACO ha aportado otras claves de la enfermedad. "El impacto de esta patología en las mujeres que la padecen y sus familiares es enorme, entre otras cosas, por el gran desconocimiento que se tiene en torno a ella, hasta el punto qu médicos y pacientes hablamos de la enfermedad silenciosa. En cuanto a sus repercusiones físcas, la principal suele ser la menopausia quirúrgica y la consiguiente pérdida de fertilidad en mujeres en edad reproductiva. Psicológicamente, el diagnóstico inesperado del tumor, el paso por el quirófano, el tratamiento oncológico y los enfectos secundarios son los mayores impactos", ha explicado.

Charo Hierro ha continuando reinvindicando que el diagnóstico precoz es "clave", ya que el cáncer de ovario es "muy agresivo" y se expande rápidamente por toda la zona abdominal. Por otra parte, ha reclamado acabar con el tabú que genera entre las pacientes, por ejemplo, pedir información sobre cómo será su vida sexual tras el tratamiento. "A veces llegan mujeres que nos dicen que tienen cáncer de mama, cuando en realidad es cáncer de ovario. Hay que romper ese tabú y concienciar a las mujeres", ha concluido.