Expertos concluyen que queda "bastante camino" para disminuir el número de pacientes con VIH que desconocen su infección

Jornada VIH
GILEAD SCIENCES
Publicado 14/05/2018 14:14:07CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Aunque en España se está trabajando activamente en el diagnóstico precoz de infección por VIH, "todavía hay bastante camino para conseguir disminuir el número de personas VIH positivas que no saben que están infectadas", según han concluido los expertos reunidos en la Mesa de Actualización sobre VIH organizada por Gilead dentro del XXVIII Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

Otra de las principales conclusiones de la reunión, que ha tenido como objetivo reunir a especialistas en VIH para compartir y debatir los avances y actualizaciones que existen en el tratamiento e investigación de la patología, es que es importante garantizar a las personas con VIH que tengan acceso a la innovación terapéutica.

"Diversos estudios realizados en España han puesto en evidencia oportunidades perdidas para la realización de la prueba del VIH en Atención Primaria a pesar de que se ha demostrado aceptable para los profesionales y coste efectiva", ha afirmado en el encuentro la doctora Cristina Agustí Benito, del Centre d'Estudis Epidemiològics sobre les Infeccions de Transmissió Sexual i Sida de Catalunya.

La experta ha destacado los proyectos HIDES 1 y 2 liderados por la iniciativa HIV in Europe, que han identificado una serie de condiciones indicadoras (CI) para la oferta de la prueba del VIH.

"Estas incluyen condiciones asociadas a una prevalencia de VIH no diagnosticada superior al 0,1% (valor a partir del cual se considera que ofrecer la prueba de forma rutinaria es coste efectivo), enfermedades definitorias de sida y condiciones en las que no identificar la presencia de infección por VIH puede tener consecuencias negativas importantes en el manejo clínico del paciente", ha explicado.

A lo largo de la reunión también se ha expuesto la importancia del correcto abordaje de la sexualidad en Atención Primaria. Al respecyo, la doctora Laura Clotet Romero, coordinadora del Grupo de Sexualidad de CAMFiC, ha asegurado que "la sexualidad es la asignatura pendiente en la formación sanitaria y eso hace que, en enfermedades que tenemos que hablar de sexualidad para poder valorarlas correctamente, nos sintamos inseguros".

"Con demasiada frecuencia, en Atención Primaria caemos en estereotipos de género y hacemos prejuicios sobre los pacientes que tienen estas enfermedades, perdiendo objetividad y profesionalidad. Tenemos que conseguir tratarles correctamente independientemente de su sexo, orientación sexual, identidad de género y conductas", ha añadido.

Por último, los especialistas también han abordado la evolución y beneficios del tratamiento precoz en las personas recién diagnosticadas con VIH. El uso del tratamiento antirretroviral (TAR) combinado consiguió reducir de forma drástica la mortalidad por sida y mejorar la supervivencia de los pacientes con infección por VIH. No obstante, durante años, la complejidad, toxicidad y riesgo de resistencia a los fármacos antirretrovirales ha hecho que la indicación de tratamiento se centrara en evitar la inmunodeficiencia severa, difiriéndose en aquellos pacientes con recuento de linfocitos T CD4 más altos.

Aunque la incidencia de enfermedades definitorias de sida y la mortalidad por la misma ha continuado en declive en los países con acceso al TAR, las enfermedades cardiovasculares, hepatopatía, insuficiencia renal crónica, neoplasias, osteoporosis o deterioro cognitivo y la mortalidad por estas causas se presentan de manera más frecuente en pacientes con VIH que en la población general. Esto se debe a la activación inmunológica e inflamación crónicas asociadas a la infección. Además, el retraso en el inicio del TAR favorece la transmisión del virus a otras personas.

"En la última década han tenido lugar importantes avances, tanto en el desarrollo de nuevos tratamientos como en el conocimiento de la enfermedad, que han sentado las bases para mejorar de forma global el manejo de los pacientes con VIH. Por un lado, disponemos de tratamientos más sencillos, con baja toxicidad y elevada eficacia. Por otro lado, los resultados de grandes ensayos clínicos han demostrado que el inicio precoz del TAR reduce, en más de un 90%, el riesgo de transmisión sexual del VIH", ha señalado el doctor Arkaitz Imaz, del hospital Universitari de Bellvitge,

Además, ha explicado, "su inicio, independientemente de la cifra de linfocitos CD4, reduce de forma significativa no solo la incidencia de sida sino también de enfermedades graves no-sida y la mortalidad por cualquier causa. Esto ha llevado a que las guías de tratamiento del VIH se hayan modificado a nivel mundial recomendándose actualmente el inicio del TAR para toda persona diagnosticada de infección por VIH, sin tener en cuenta la cifra de linfocitos CD4".

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.