Experto defiende el ahorro que permiten los análisis genómicos, gracias a diagnósticos y tratamientos más certeros

Publicado 12/03/2018 18:04:27CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS

Los estudios genómicos tienen un precio que ronda los 1.300 euros pero su incorporación a la práctica clínica acaba suponiendo un ahorro para el sistema ya que favorece diagnósticos y tratamientos más certeros en enfermedades complejas como el cáncer.

Así lo ha reconocido el auditor sanitario y portavoz de OncoDNA Joubin Keyhany, que participará la próxima semana en IV Simposio Nacional de Genómica Aplicada en Oncología que se celebra en Madrid, ante la creencia errónea de que los estudios genómicos son artículos de lujo de difícil de acceso.

Para este experto, estas nuevas herramientas asociadas a la medicina personalizada pueden suponer una mejora en la calidad de vida del paciente e "importantes ahorros" al Sistema Nacional de Salud (SNS) - , ya que "su empleo ayuda a evitar tratamientos fallidos de coste muy elevado y contribuye a encontrar el tratamiento adecuado para cada paciente".

Entre otras cuestiones, según Keyhani, pueden facilitar un diagnóstico mucho más certero y un tratamiento diana que ofrecerían una mayor posibilidad de curación y una mejor calidad de vida al paciente.

Y también evitar gastos de terapias que no van a funcionar, con precios variables que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), suponen entre 6.000 y 10.000 euros al mes por paciente.

"Es necesario aumentar el rendimiento en la gestión sanitaria. Si no reducimos costes el sistema sanitario será insostenible. Si los estudios genómicos se llevan a la práctica clínica los profesionales médicos podrán contar con más información que les ayudará a combatir el cáncer y a mejorar la calidad de vida de las pacientes", ha defendido.