Estudio demuestra que combinar braquiterapia y radioterapia acorta 2 semanas el tratamiento del cáncer de próstata

Equipamiento de radioterapia
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 04/05/2018 17:46:35CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La combinación de braquiterapia y radioterapia puede llegar a reducir el tratamiento del cáncer de próstata a dos semanas, según muestran los resultados de un estudio, presentado en el 37 Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Radioterápica (ESTRO) por el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, de Valencia.

Los resultados del estudio están demostrado que la combinación de radioterapia externa hipofraccionada, es decir, menos días de tratamiento y más dosis por sesión, y braquiterapia de alta tasa, una sola sesión de forma ambulatoria, ofrece un "tratamiento seguro"; administrado en un intervalo breve de tiempo, "muy bien tolerado por el paciente y con muy baja toxicidad a nivel de la vejiga y el recto".

Así, el jefe de dicho servicio, Luis Larrea, ha señalado que "con la radioterapia externa hipofraccionada y braquiterapia se logra tratar el cáncer de próstata con dosis más efectivas y menos efectos secundarios. Los pacientes padecen menos toxicidad y mantienen la función sexual que tenían previamente".

Un tratamiento que dura dos meses y medio y requiere más de 40 sesiones de radioterapia, se ha pasado a tratarlo en dos semanas y media y una sola sesión de braquiterapia. "Esto supone un gran avance con una efectividad total en el tratamiento del segundo cáncer más diagnosticado en los hombres en Europa y en España", ha concluido.

En concreto, la braquiterapia consiste en aplicar una fuente de radiación directamente dentro del tumor o junto a él. Durante la braquiterapia HDR, el médico coloca agujas dentro de la próstata. Esas agujas estarán conectadas a un equipo robotizado que llevarán la radiación a la próstata. Después del tratamiento, se retirarán y se da el alta al paciente.