Un estudio busca marcadores no invasivos para comprobar si un embrión será genéticamente sano

La doctora Yolanda Cabello
QUIRÓNSALUD
Publicado 08/06/2018 13:27:53CET

Intentan evitar así el screening genético preimplantacional

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La doctora Yolanda Cabello, directora del laboratorio de la Unidad de Reproducción Humana Asistida del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, está llevando a cabo un estudio que busca marcadores no invasivos para comprobar si un embrión será genéticamente sano, y evitar así, el screening genético preimplantacional, que "debido a razones emocionales y económicas todavía no está considerada por muchos pacientes en fecundación in vitro".

Cabello presentó durante el pasado mes de mayo en la 'Alpha Conference 2018', el congreso más importante de embriología a nivel europeo y uno de los más relevantes a nivel mundial el estudio sobre la 'Relación entre el tamaño de la masa interna de la célula (MCI) y el diámetro del blastocisto con la euplodía'.

El objetivo del estudio era comprobar si existía alguna relación entre esos dos parámetros y la normalidad genética del embrión, de manera que alguno de ellos pudiera ser un marcador no invasivo para saber si un embrión será euploide o aneuploide (normal o con un problema genético), de manera que se podría evitar la biopsia en el blastocisto para hacer el screening genético preimplantacional. De esta forma se podría aconsejar a los pacientes si está indicado o no realizar este método en su blastocisto antes de la transferencia.

Además, permitiría la posibilidad de implantar los embriones en estadio de blastocisto (en su día 5 ó 6 de desarrollo) en el mismo ciclo, no siendo necesario congelarlos e implantarlos en un ciclo posterior.

Para comprobarlo, se seleccionaron cincuenta y cinco blastocistos (BL), para posteriormente ser biopsiados, obteniendo células de su trofoectodermo y que posteriormente fueron criopreservados por el sistema de vitrificación. Las células biopsiadas fueron procesadas por NGS (Next Generation Sequencing) y los resultados de euploidía/aneuploidía se relacionaron con el tamaño de la masa interna de la célula (MCI) y el diámetro del mismo blastocisto.

Los investigadores no encontraron diferencias significativas entre BL euploide o aneuploide en el tamaño de la MCI, ni para el diámetro del trofoectodermo o en el promedio del tiempo de blastulación.

Así, han llegado a la conclusión de que el año de la MCI y del diámetro del trofoectodermo, aunque son diferentes en blastocistos de buena calidad, "no se puede relacionar" con la presencia de euploidía o aneuploidía. Otro de los hallazgos es que el momento de la blastulación y la biopsia de trophectodermo no es un predictor de aneuploidía, aunque el tiempo en llegar al estadio de blastocisto en los euploides es menor.

"Se necesitan más datos para confirmar estos resultados y continuaremos tratando de encontrar métodos no invasivos, marcadores aún no estudiados", ha apuntado la doctora Cabello.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.