Estafiloma: qué es y cómo se trata

Oftalmólogo
IMO
Publicado 16/08/2018 15:05:10CET

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Alrededor del 50 por ciento de los altos miopes -más de 6-8 dioptrías- desarrollarán una deformación ocular conocida como estafiloma, un abombamiento posterior del globo ocular ligado al crecimiento anormal del ojo del alto miope, según han advertido los oftalmólogos del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO).

Una de las principales consecuencias de esta lesión es la tracción que ejerce sobre la retina, pudiendo afectar a la zona central (mácula) y conllevar un desprendimiento de retina a causa de un agujero macular, han explicado.

Sin embargo, la estafiloma no es el único problema que afecta a los pacientes con más de 6-8 dioptrías. "La alta miopía puede conllevar graves consecuencias para la salud ocular, ya que, en general, se caracteriza por el alargamiento progresivo y anormal del globo ocular, en forma similar a la de un balón de rugby. El ojo de las personas con miopía magna puede crecer incluso por encima de los 50 años, lo que acaba comprometiendo especialmente a la retina", ha declarado Carlos Mateo, especialista del Departamento de Retina y Vítreo de IMO.

En este sentido, el oftalmólogo afirma que el 40 por ciento de los pacientes con miopía magna tienen más riesgo de padecer complicaciones en esta estructura ocular, ya sea esa mitad de altos miopes que desarrollan un estafiloma, como el otro 50 por ciento, cuyo ojo en forma de barril (barrel type), los hace también más propensos a pueden padecer problemas retinianos.

De hecho, se estima que el 70 por ciento de los pacientes con desprendimiento de retina son miopes y que conforme más dioptrías tiene el paciente, aumenta el riesgo de padecerlo. En esta línea, una persona con 3 dioptrías tiene 10 veces más riesgo de padecerlo y en una con 10 dioptrías, la probabilidad se multiplica hasta por 60.

UNA SOLUCIÓN

Para estos pacientes, está indicada una técnica llamada indentación macular, reintroducida de forma pionera en España por el doctor Mateo; esta cirugía consiste en insertar un implante sobre la zona del ojo en la que se encuentra el estafiloma, con el objetivo de ejercer presión sobre la zona deformada y aplicar de nuevo en su sitio la retina desprendida.

Según el oftalmólogo, "para garantizar resultados óptimos, además de insertar el indentador, se aplica gas o aceite de silicona, según el caso que presenta cada paciente, por lo que practicamos una cirugía combinada de indentación con vitrectomía".

Ambos procedimientos tienen por objetivo "adherir de nuevo la retina desprendida y, su realización conjunta ha demostrado unos excelentes resultados, tras más de 10 años realizándose en IMO. Por lo general, los pacientes intervenidos han recuperado visión de forma paulatina, con resultados definitivos un año después de la operación", ha concluido.