XXXIV CONGRESO NACIONAL DE ENFERMERÍA DE SALUD MENTAL

Los enfermeros de las Unidades de Salud Mental son los profesionales más cercanos al paciente, según una experta

XXXIV Congreso Nacional de Enfermería de Salud Mental
GABINETE DE PRENSA JANSSEN
Publicado 18/04/2017 13:03:07CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los enfermeros de las Unidades de Salud Mental son los profesionales más cercanos al paciente, según ha asegurado la enfermera de la Unidad de Salud Mental Santa Cruz-Salamanca, Patricia Lana en el XXXIV Congreso Nacional de Enfermería en Salud Mental celebrado en Murcia.

"Desde que recibe el diagnóstico de un trastorno mental grave, el enfermero establece una relación terapéutica con el paciente con el fin de facilitar su mayor recuperación", ha indicado Lana.

La frecuencia de las visitas a la consulta de Enfermería es mayor que a las de otros profesionales, ya sea para seguimiento, administración del tratamiento, educación sanitaria, realización de analíticasy participación en grupos psicoeducativos. Esto convierte al enfermero en el profesional de referencia y confianza al que el paciente o su familia pude acudir cuando lo necesiten.

"Si a los cuidados especializados de salud mental añadimos un programa de cuidado de la salud física observamos mejorías significativas en su calidad de vida, mejorando en la mayoría de los casos condiciones propias de los pacientes como el sobrepeso, el sedentarismo, los hábitos higiénicodietéticos erróneos o el tabaquismo", ha destacado Lana.

La especialista también ha expuesto en su ponencia la mejoría en todos estos parámetros en una cohorte de pacientes estabilizados con tratamiento inyectable con fármacos antipsicóticos de liberación prolongada que acuden habitualmente a las consultas de Enfermería con más de cinco años de seguimiento en el 'Programa de Salud Física'.

ADHERENCIA AL TRATAMIENTO

A juicio de Patricia Lana, el papel de Enfermería es crucial en la adherencia al tratamiento por motivos diferentes, "En primer lugar, en cada administración se valora al paciente y se refuerzan positivamente los logros alcanzados, también el paciente nos percibe como más accesibles que al psiquiatra a la hora de plantear determinadas dudas y a través de la resolución de estas cuestiones el paciente reafirma su alianza terapéutica".

Una de las claves principales de la jornada ha sido que la enfermería es clave en la atención a la salud física y en la recuperación global de los pacientes con esquizofrenia. Se calcula que en España hay unas 600.000 personas con criterios diagnósticos de esquizofrenia o trastornos asociados.

"Una cercanía y buen conocimiento de cada paciente de forma individualizada permite detectar a tiempo cambios, prevenir recaídas, lo que es decisivo para una buena evolución de la enfermedad", ha concluido la doctora Lana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter