Empresas.- El H. Ruber Juan Bravo ponen en marcha una Unidad de Día para trastornos de la Personalidad en adolescentes

Elena Santos, psicóloga de la Unidad especialist
CEDIDO POR QUIRONSALUD
Publicado 14/12/2017 13:55:23CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Personalidad y Comportamiento del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo ha puesto en marcha una nueva 'Unidad de Día' con el fin de abordar los trastornos de la personalidad y otros comportamientos anómalos, aplicando un tratamiento integral psicológico y sociofamiliar en adolescentes.

"El objetivo de la unidad de día es proporcionar un tratamiento intensivo e integral que permita la estabilización del paciente y la ganancia de recursos personales", ha explicado Elena Santos, psicóloga de la Unidad especialista en psicoeducación.

Asimismo, ha señalado que su "trabajo está enfocado y orientado en la terapia de mentalización, la terapia dialéctico-conductual, desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares- y estimulación cognitiva".

Para alcanzar los objetivos, la unidad consta de diferentes grupos de trabajo en los que se desarrollan y trabajan una serie de habilidades y recursos, tales como mentalización, en el que un grupo desarrollará la función reflexiva, la capacidad de entender a los demás y entenderse a uno mismo infiriendo los estados emocionales.

Además, se trabajará con neurocognición a través talleres de estimulación, entrenamiento y rehabilitación cognitiva dirigidos a mejorar las funciones ejecutivas y otras funciones cognitivas deficitarias en los trastornos de personalidad.

En el grupo de psicoeducación se pretende promover el conocimiento y comprensión de la enfermedad para que los pacientes conozcan el origen de los síntomas y puedan llegar a comprender lo que les sucede desde una posición de validación y aceptación, promoviendo siempre el cambio.

También se hará hincapié en habilidades sociales, en concreto en la formación de aquellas que permitan a los pacientes mejorar sus dificultades interpersonales y de identidad. Al igual que la terapia emocional regulará la emoción, el conocimiento y autocontrol personal.

De igual modo, para trabajar en terapia escrita se realizarán ejercicios para desarrollar y mejorar la comprensión, siendo el objetivo el autoconocimiento personal, la autorregulación y la regulación emocional, así como el descubrimiento y la potenciación de habilidades creativas.

Por último, desarrollarán terapias mindfulness, estas consisten en prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente con aceptación y sin juzgar, simplemente observando esos productos mentales.