Contador

ALERGIAS

Educar la respiración y entrenarla ayuda a sobrellevar mejor los problemas respiratorios en los meses de alergia

Alergia, estornudo, catarro
IMEO
Publicado 11/04/2017 11:58:43CET

   MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Educar la respiración y entrenarla ayuda a sobrellevar mejor los problemas respiratorios en los meses de alergia primaverales y también resulta útil a la hora de enfrentarse con un cuadro de ansiedad en caso de empeoramiento de la enfermedad, ha asegurado el CEO de los centros Nascia, Pablo Muñoz.

   Y es que, en primavera, las consultas por cuadros de ansiedad crecen en la misma línea que el número de asistencias en los servicios de Urgencias y, en menor medida, el aumento de los ingresos hospitalarios. Todo esto está relacionado con el incremento de infecciones respiratorias y el efecto negativo que tiene en pacientes con patologías bronquiales, ha continuado Muñoz.

   De hecho, el incremento de las infecciones respiratorias en primavera como consecuencia del polen o polvo son causas que favorecen el empeoramiento de enfermedades crónicas tan frecuentemos como el asma bronquial.

    Además, tres de cada diez casos de asma bronquial acaban desembocando en cuadros de ansiedad debido al incremento del miedo y la preocupación cuando sufren algún episodio relacionado con infecciones respiratorias que agravan el estado del paciente.

PAUTAS PARA OPTIMIZAR LA RESPIRACIÓN

   El asma bronquial es una patología que se da tanto en adultos como en niños, pero son los primeros quienes sufren estos cuadros de ansiedad provocados por el empeoramiento en su estado de salud.

   Los especialistas recomiendan la realización de ejercicio abdominal o difragmática, que favorece la entrada y salida de aire de los pulmones y la relajación de la musculatura torácica y del cuello.

   Uno de los ejercicios más simples consiste en tumbarse en el suelo y colocar un libro sobre el abdomen y la mano sobre la caja torácica. Si al inspirar y expirar profundamente el libro se mueve es que se está realizando de forma correcta esta respiración abdominal.

   Si por el contrario, es nuestra mano la que se mueve, esteramos haciendo una respiración torácica. Y si no se mueve ninguno, es probable que se esté realizando una respiración clavicular, que es la más superficial y desaconsejable.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies
FB Twitter