Probado aun solo en laboratorio

Un dispositivo detecta un ataque epiléptico inminente y la dosis de fármaco que lo evitará

Ictus, dolor de cabeza, epilepsia
PIXABAY
Publicado 25/08/2016 7:59:49CET

   MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Investigadores de la Universidad de Linköping (Suecia) han desarrollado, en colaboración con colegas franceses, un pequeño dispositivo que detecta tanto la señal inicial de un ataque epiléptico como las dosis de fármaco que lo detendrá eficazmente. Y todo deun área de tamaño 20 x 20 micras, lo que se conoce como un "pixel neural".

   Los resultados de este trabajo, realizado en el Laboratorio de Electrónica Orgánica del Campus Norrköping, han sido publicados en la revista 'Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias' (PNAS), con el profesor Daniel Simon como autor principal. De momento ha sido probado con éxito 'in vitro' en modelos de ratón.

   Según una reciente estimación, al menos el seis por ciento de la población mundial sufre de algún tipo de enfermedad neurológica como la epilepsia o el Parkinson. Algunos medicamentos están disponibles, pero cuando éstos se toman por vía oral o se inyectan en el torrente sanguíneo, a veces llegan donde no son necesarios y pueden causar problemas graves. Todos estos medicamentos tienen efectos secundarios más o menos importantes y, además, no existe actualmente ningún tratamiento totalmente satisfactorio para las enfermedades neurológicas.

   Las neuronas son las células que transmiten y reciben impulsos nerviosos. El pequeño dispositivo de 20 x 20 micras desarrollado por los científicos permite detectar la señal de un ataque y detenerla en la zona exacta donde se produce, sin que ninguna otra parte del cuerpo se vea involucrada en el proceso.

   "Nuestra tecnología permite interactuar con neuronas sanas y enfermas. Ahora podemos empezar a investigar las oportunidades para la búsqueda de terapias para enfermedades neurológicas que aparecen se presentan tan rápida y localmente que el paciente no se da cuenta", dice Daniel Simon.

   Los experimentos se realizaron en el laboratorio en rodajas de cerebro de los ratones. El dispositivo consiste en un sensor que detecta las señales nerviosas, y una bomba de iones pequeño que dosifica una cantidad exacta del neurotransmisor GABA, una sustancia del propio cuerpo que utiliza para inhibir los estímulos en el sistema nervioso central.

   "El mismo electrodo que registra la actividad en la célula también puede entregar el transmisor. Lo llamamos 'pixel neuronal' porque imita las funciones de las neuronas biológicas", explica Daniel Simon.

   La pequeña bomba de iones, desarrollada en el Laboratorio de Electrónica Orgánica, ya atrajo mucha atención hace un año cuando fue presentada su primera aplicación como dispositivo terapéutico. Además, todo el dispositivo se fabrica a partir de plástico conductor biocompatible.

   El sensor que capta la señal nerviosa ha sido desarrollado posteriormente por los colaboradores de los investigadores de Liu en la Escuela Nacional Superior de Minas en Gardanne, Francia, mientras los experimentos con ratones se llevaron a cabo en la Universidad de Aix-Marsella.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.