Diseñan un dispositivo portátil y no invasivo para monitorizar la actividad del estómago

Dispositivo para monitorizar la actividad eléctrica del estómago
UNIVERSITY OF CALIFORNIA SAN DIEGO
Publicado 28/03/2018 15:10:05CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) han desarrollado un dispositivo para monitorizar de forma no invasiva la actividad eléctrica del estómago durante todo el día, especialmente el tracto gastrointestinal, lo que permitirá en un futuro enviar toda la información a una aplicación para dispositivos móviles.

Los autores de este nuevo dispositivo, que describen en un artículo en la revista 'Nature Scientific Reports', aseguran que el uso de este 'wereable' permitiría aumentar la probabilidad de identificar anomalías en todo el tracto digestivo de pacientes de riesgo cuando no están en un entorno clínico, con el consiguiente ahorro en costes.

El dispositivo está formado por una pequeña caja portátil conectada a 10 pequeños electrodos que se coloca en el abdomen y es capaz de recopilar toda la información que pueden ofrecer otros métodos más modernos e invasivos, y tras probarlo en niños y adultos se ha visto que la actividad del estómago no solo cambia durante las comidas, sino también durante el sueño.

"Los especialistas pueden ver rápidamente dónde y cuándo una parte del tracto gastrointestinal muestra ritmos anormales y, como resultado, realizar diagnósticos más exactos, rápidos y personalizados", ha asegurado Armen Gharibans, primer autor del artículo.

Algo en lo que coincide Todd Coleman, bioingeniero que también ha colaborado en el desarrollo de este dispositivo, que admite que hasta ahora resultaba "bastante difícil" medir con precisión los patrones eléctricos de la actividad estomacal de forma continua, fuera de un entorno clínico.

"Esto nos ayudará a determinar si el estómago está funcionando adecuadamente durante las comidas y, lo que es más importante, cuando los pacientes presentan síntomas como náuseas y dolor de estómago", ha añadido David Kunkel, otro de los coautores del estudio y gastroenterólogo de la Universidad de California.

El mayor desafío de los investigadores fue diseñar algoritmos que reconozcan y aumenten las señales eléctricas del estómago en medio del ruido y la actividad de otros órganos, algo especialmente difícil porque las señales eléctricas del estómago son 10 veces más débiles que las del corazón, lo que las hace más difíciles de captar y analizar.

Para ello, desarrollaron una canalización algorítmica sofisticada que puede limpiar los datos y separar la actividad muscular abdominal (por ejemplo, cuando una persona camina), los latidos cardíacos y la actividad gástrica en diferentes bandas de señales sin que se superponga.

El objetivo a largo plazo es diseñar una aplicación que permita tanto a pacientes como médicos ver los datos recopilados por el dispositivo en tiempo real, mediante una aplicación para teléfonos móviles.