La directora general de Salud Pública apunta a las resistencias a antibióticos como "uno de los grandes retos mundiales"

Directora general de Salud Pública, Elena Andradas
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE EPIDEMIOLOGÍA
Publicado 29/05/2018 12:00:18CET

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Elena Andradas, ha apuntado a las resistencias a los antibióticos como "uno de los grandes retos para la salud pública a nivel mundial, ya que cada vez hay mayor número de infecciones, lo que conlleva estancias más largas y más costes".

Así se ha pronunciado Andradas durante el acto de inauguración de la VI Jornada de Vigilancia de la Salud Pública, organizada por la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) en la Escuela Nacional de Sanidad, y que se va a centrar en el desafío que tienen los profesionales y autoridades sanitarias para luchar contra las resistencias a antibióticos y los riesgos que los contaminantes medioambientales tienen para la salud.

Durante la inauguración, Andradas ha estado acompañada por el director general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Juan Martínez, la directora del Centro Nacional de Epidemiología, Isabel Noguer, la directora de la Escuela Nacional de Sanidad, Pilar Aparicio, y el viceprisdente de la SEE, Pere Godoy. Todos ellos han coincidido en que los temas de las jornadas son "de gran importancia para la salud pública y absolutamente pertinentes".

Andradas ha comenzado su intervención dando las gracias a la SEE por "el esfuerzo que hace por plantear iniciativas y programas con temas tan prioritarios como los de esta jornada en el contexto de la salud pública del siglo XXI". Tanto es así, que ha pedido que se le haga llegar las conclusiones de la jornada, porque serán "muy relevantes al Ministerio": "Llevamos meses trabajando internamente en la creación de la Red Estatal de Vigilancia en Salud Pública, el objetivo es aprobarla este año".

Con respecto a los temas de la jornada, ha resaltado que la resistencia a los antimicrobianos, "una de las amenazas importantes para la salud mundial, cuya mortalidad no se consigue disminuir". "Debemos planificar para monitorizar, controlar y vigilarlos con un planteamiento global y multidisciplinar, para trabajar junto tanto los profesionales de la salud humano como los de la animal", ha añadido Andradas.

En este sentido, ha recordado que "no solo es importante conocer el número de infecciones que se están produciendo por estas causas, sino sobre todo implementar las medidas necesarias para atajar esta situación". Para Andradas la jornada tiene "gran relevancia" porque se abordará este tema "desde la perspectiva de la microbiología, la medicina preventiva hospitalaria y los sistemas de salud pública".

En cuanto a la contaminación ambiental, la ha calificado como "otro de los grandes desafíos". "O trabajamos juntos con todos los sectores o no vamos a ser capaces de afrontar la realidad que tenemos hoy mismo, ya que el abordaje y conocer el impacto de los factores medioambientales es sumamente complejo", ha comentado la directora general de Salud Pública, quien ha pedido, además de vigilar la calidad del aire, no olvidarse de la calidad del agua, los agentes químicos y biológicos, las radiaciones ionizantes, el ruido ambiental o el uso de plaguicidas. todos son factores que tienen un impacto en la salud.

"INTEGRACIÓN, COOPERACIÓN Y UNIFICACIÓN"

En la misma línea, el director general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid ha resaltado el problema que se genera del uso de antibióticos en el mundo animal, lo que "tiene un impacto significativo". En humanos, ha señalado que en ocasiones se utilizan mal bien porque "el paciente presiona para que se realice un tratamiento con antibióticos o, entre otras razones, porque se interrumpen los tratamientos cuando parece que desaparecen los síntomas".

Siguiendo con este tema, ha reclamado que las autoridades sanitarias se planteen moratorias respecto del uso de familias enteras de antibióticos, "como se ha hecho en otros casos".

Sobre contaminación, ha asegurado que "el planeta entero está sometido a una contaminación extrema de indudable carácter antropogénico que hay que abordar". Ahí ha recordado que uno de cada diez cánceres de pulmón, y que, por ejemplo, las partículas del aire contaminadas también afectan a salud cardiovascular.

Centrándose en la importancia de la vigilancia, Isabel Noguer ha señalado que hablar de vigilancia en salud pública es hablar de "integración, cooperación y unificación". "Hay que integrar fuentes, redes y sistemas de información. No basta con compartir los registros de enfermedades, debemos cruzarlos con la mortalidad, la morbilidad o la discapacidad", ha afirmado.

La directora del Centro Nacional de Epidemiología también ha insistido en la necesidad de integrar instituciones que "han de colaborar con entidades a todos los niveles, tanto estatales como autonómicos". En este punto, ha instado a seguir los pasos de países como Francia, Reino Unido o Holanda, donde "se han unificado institucioines para ganar en eficiencia". Por último, ha reclamado que sean las autoridades sanitarias, "y no grupos de poder", quienes tutelen la integración de la vigilancia en salud pública.