Estudio realizado por Igenomix

El diagnóstico no invasivo del embrión humano puede mejorar los resultados de la reproducción asistida

Feto, embrión
NATURE - Archivo
Publicado 04/07/2018 15:02:30CET

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diagnóstico no invasivo del embrión humano (PGS, por sus siglas en inglés) puede mejorar los resultados de los tratamientos de reproducción asistida, según un estudio realizado por Igenomix y que ha sido presentado en el 34º Congreso de la European Society of Human Reproduction and Embryology (ESHRE).

Desde los inicios del PGS hasta ahora, el análisis cromosómico del embrión se ha llevado a cabo mediante la biopsia del embrión, para poder conocer si es cromosomicamente normal. De hecho, el PGS ha permitido mejorar las tasas de implantación en el primer ciclo y reducir las tasas de aborto, además de reducir el tiempo necesario para conseguir un bebé sano en parejas infértiles.

Durante los últimos años, los investigadores han trabajado para avanzar hacia un diagnóstico no invasivo del embrión, que permita conocer su contenido cromosómico sin tener que llevar a cabo la biopsia embrionaria para la obtención de la muestra, ya que esta conlleva una manipulación y un coste adicional en un ciclo de PGS.

Tras la publicación del estudio en la revista científica 'Human Reproduction', en el que se demostraba que el ADN que libera el embrión en el medio de cultivo contiene una representación cromosómica del blastocisto, los investigadores pusieron en marcha esta investigación con la idea de mejorar los resultados obtenidos en el estudio inicial, explorando la posibilidad de su aplicación clínica como diagnóstico cromosómico no invasivo del embrión.

"En nuestro estudio actual, llevado a cabo sobre más de 100 muestras de medios de cultivo correspondientes a pacientes con edad materna avanzada, abortos recurrentes y fallo repetido de implantación, hemos observado cerca de un 85 por ciento de concordancia comparado con los resultados del PGS tradicional, por lo que estamos muy cerca de conseguir un hito muy importante para la historia de la reproducción asistida como es acabar con biopsia embrionaria para obtener información genética del embrión", ha explicado la primera autora de la investigación, Carmen Rubio.

Ahora bien, prosigue, se necesita seguir investigando en esta línea hasta probar por completo la eficacia del PGS no invasivo, porque, a su juicio, va a significar un paso "muy importante" hacia la medicina reproductiva personalizada.

"Un diagnóstico a partir del medio de cultivo del embrión, en el momento en el que se desarrolla en el laboratorio de Fecundación In Vitro, puede suponer la simplificación del análisis genético del mismo, por lo que un mayor número de pacientes podrían beneficiarse de este tipo de estudios", ha añadido Rubio.

El diagnóstico no invasivo del embrión prevé, según los expertos, una mejora del 10 por ciento en las tasas de éxito de los tratamientos de reproducción. Las aneuploidías son responsables de una gran parte de los test de embarazo negativos y hasta de un 50 por ciento de los abortos espontáneos. "Valernos de este diagnóstico mejoraría las posibilidades de un embarazo y de que este llegara a término, dando como resultado un bebé sano, que es la misión de la reproducción asistida", ha zanjado la investigadora.

Contador
Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.