Combinar cirugía, fármacos y estimulación ovárica consigue embarazos en mujeres con endometriosis severa

El Dr. Ordóñez y la Dra. Cabello
CEDIDA POR RJB PRENSA
Actualizado 14/03/2018 17:36:23 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La combinación de cirugía, tratamiento farmacológico y estimulación ovárica ayuda a conseguir embarazos en mujeres con endometriosis severa, según los primeros resultados del estudio 'Protocolo para el manejo de la endometriosis severa y la estimulación ovárica para el tratamiento de fecundación in vitro (FIV). Primeros resultados de embarazos y niños recién nacidos', realizado por la Unidad de Reproducción Humana Asistida del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo (URHA).

En el estudio se incluyeron mujeres infértiles de menos de 40 años de edad con endometriosis grave sin factor masculino severo; se les realizó un pretratamiento farmacológico con dienogest y en cada caso específico, se decidió realizar una cirugía según el grado de endometriosis, antes del procedimiento de FIV, o bien si durante los diferentes ciclos de estimulación la endometriosis se volvía más severa.

En concreto, el director de la URHA, Daniel Ordóñez, y la directora del Laboratorio de la Unidad, Yolanda Cabello, han declarado que los resultados, presentandos durante la celebración del 18º Congreso de la Sociedad Internacional de Endocrinología Ginecológica celebrado en Florencia, muestran que puede sugerirse "la necesidad de un tratamiento médico pre-ciclo con dienogest como una opción de tratamiento eficiente para pacientes con endometriosis severa sometidas a FIV".

De igual modo, la cirugía será necesaria en aquellas pacientes que desarrollen endometriosis más graves durante la estimulación y el ciclo deba ser cancelado o no se logre el embarazo en el primer intento, han explicado.

Así como, un protocolo de estimulación ovárica adaptado a este tipo de pacientes, "es necesario para lograr el mayor número de ovocitos de buena calidad" en estas pacientes, ya que la calidad ovocitaria y por tanto, embrionaria, están mermadas.

Los dos expertos han apuntado que "si estos resultados se replican en nuevas pacientes, podríamos estandarizar este protocolo de tratamiento en pacientes con las mismas características, evitando la opción con la que llegan a nuestra unidad muchas mujeres que ya han tenido malas experiencias en ciclos previos de FIV debidas a su endometriosis, de manera que se les abre una esperanza antes de tener que aceptar ovocitos de donante como su única opción para obtener un embarazo".