Desarrollan una prueba de orina para la detección precisa de la tuberculosis

Infección por tuberculosis
JASON DREES, BIODESIGN INSTITUTE AT ARIZONA STATE
Publicado 14/12/2017 7:20:37CET

   MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Científicos han desarrollado una prueba de tuberculosis no invasiva para un grupo de personas para quienes este tipo de evaluaciones han sido difíciles anteriormente: las personas que no tienen el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH.) La prueba de los investigadores detecta infecciones activas de tuberculosis a partir de muestras de orina. Los autores dicen que se necesita de manera urgente esta tecnología y que tiene amplias implicaciones para el cribado, el control de la transmisión y la gestión del tratamiento.

   La tuberculosis es una de las infecciones bacterianas más comunes, con 9,6 millones de casos y 1,5 millones de muertes informadas en todo el mundo en 2014. Los intentos anteriores para desarrollar pruebas de orina para TB (ideal en entornos de bajos recursos porque las muestras pueden recolectarse de forma no invasiva y sin capacitación especializada) solo detectó infecciones en pacientes VIH positivos, posiblemente porque la supresión inmune conduce a niveles de bacterias sustancialmente elevados en el cuerpo.

   En un intento por capturar pequeñas cantidades de un azúcar llamado LAM (que comprende parcialmente la capa externa de la bacteria de la tuberculosis) en la orina, la investigadora Luisa Paris, de la Universidad George Mason, en Manassas, Virginia, Estados Unidos, y sus colegas examinaron 37 compuestos para estrechar un tinte complejo de cobre llamado RB221 que incrustado en pequeñas mallas de hidrogel forma estructuras llamados nanocajas.

   Las nanocajas RB221 atraparon el LAM de la orina, aumentando la sensibilidad de detección entre 100 y 1.000 veces, todo mientras excluían los compuestos interferentes de las muestras que podrían confundir los resultados. En 48 pacientes peruanos con tuberculosis VIH negativa que aún no habían sido tratados, la nueva prueba detectó infecciones con una sensibilidad superior al 95 por ciento.

   Además, las concentraciones elevadas de LAM en la orina se correlacionan con mayores cantidades de bacterias y una enfermedad más grave (medida por la pérdida de peso o la tos). Los científicos también crearon nanocajas para atrapar y detectar otras características distintivas de la infección, incluidas las moléculas de muy baja abundancia llamadas ESAT6 y CFP10. Los autores pretenden ahora comparar el LAM urinario en pacientes antes y después del tratamiento para evaluar posibles cambios inducidos por el tratamiento.

Boletín de Salud

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.